«Los acuerdos políticos son como las salchichas: gustan a muchos, pero nadie sabe de qué están hechos»

«Los acuerdos políticos son como las salchichas: gustan a muchos, pero nadie sabe de qué están hechos»
El apotegma viene a cuento a propósito de los arreglos entre partidos políticos que han conformado los dos grandes frentes electorales

Origen es destino. Hace 35 años iniciamos esté proyecto editorial con CAMBIO como razón fundacional, más allá de una simple denominación. No estábamos entonces, ni estamos ahora, conformes o de acuerdo con el estado de cosas en el Estado de México. Este pueblo necesita y merece mejores condiciones de desarrollo. Hoy, de cara al proceso electoral, retomamos la exclamación e iniciamos la primera serie de «CAMBIO VEINTE23», espacio de análisis y opinión de la actualidad política mexiquense. Será todos los lunes en punto de las 7 de la noche. Allí nos vemos con Mario A. García Huicochea, Daniel Serrano, Anibal Mejía e invitados.

*

«Los acuerdos políticos son como las salchichas: gustan a muchos, pero nadie sabe de qué están hechos». El apotegma viene a cuento a propósito de los arreglos entre partidos políticos que han conformado los dos grandes frentes electorales que competirán por la gubernatura este año. El sigilo en los acuerdos de coalición o candidatura común -cualquiera que sea la figura jurídica- es de tal dimensión que los hace tan inaccesibles como los Rollos del Mar Muerto. Por salud pública y por respeto a los electores, deberían explicar cómo lograron ponerse de acuerdo y en qué consisten sus arreglos.

*

Morena debe decir a sus militantes y simpatizantes qué dará al Verde a cambio de su apoyo, al PT y a la fracción de magisterial de “Fuerza Turquesa”. Igual, el PRI debe explicitar a sus electores cómo se arregló con el PAN, PRD y NAEM. En el contrato está el diablo.

*

Por si son peras o manzanas, en el Tribunal de Justicia Administrativa del Estado de México se ha puesto en marcha una operación para mantener transexenalmente su perfil ideológico filopriista y que pasa por mantener en la presidencia por un periodo más a la magistrada Arlen Siu Jaime Merlos, hija de José Luis Jaime Correa, uno de los controladores del PRD en el Estado de México. Hay que estar muy atentos.

*

Quién lo diría. Ahora resulta que el expriista y neomorenista exrector y exsecretario General de Gobierno, Efrén Rojas Dávila, está convertido en una especie de «Fouché» universitario que aconseja e influye, como nadie, en las decisiones de la actual administración que encabeza el rector Carlos Eduardo Barrera Díaz. Los próximos cambios en el gabinete universitario lo ratificarán. Veremos.