Skip to content Skip to footer

Maestros del Edomex conmemoran su día entre precariedad laboral e incertidumbre sanitaria

El regreso a clases y las condiciones laborales aún generan dudas, cuestionamientos y desconfianza

El pasado miércoles comenzó la jornada de vacunación a profesores del Edomex que busca inmunizar a 375 mil profesores de escuelas públicas y privadas, ya que se plantea que el próximo ciclo escolar comience de manera presencial; sin embargo, a pesar de las medidas implementadas los profesores se enfrentan a carencia de herramientas tecnológicas, espacios  y deserción escolar de alumnos debido a falta de recursos económicos.  

Otilio López Melchor, profesor de la Escuela Secundaria Oficial No. 5 del municipio de Acambay, quien a participado en distintos momentos en luchas sociales y movimientos magisteriales por democracia sindical y en defensa de la educación pública, explicó que desde el comienzo de la pandemia por el Covid-19 los profesores se han enfrentado a diversas dificultades, pues no todos contaban con la tecnología para generar buenas condiciones de aprendizaje. 

Te recomendamos: “Diálogo permanente y respeto mutuo, hagamos de esta una gran universidad” Carlos Barrera Díaz

“Desde que inició la pandemia hemos tenido algunas dificultades, en primer lugar porque carecíamos de la tecnología adecuada para generar las actividades de aprendizaje vía virtual”, precisó en entrevista el docente, quien cuenta también con una larga trayectoria académica. 

Además, argumentó que las condiciones de los alumnos tampoco han sido adecuadas, debido a que muchos de ellos carecen de herramientas tecnológicas y recursos económicos que les impidieron continuar con su aprendizaje y educación. 

“Hemos observado que nuestros alumnos carecen de recursos económicos y carecen de la tecnología adecuada para tener un intercambio interactivo de la enseñanza-aprendizaje por medio de clases virtuales”, argumentó.

Aunque la Secretaría de Educación Pública (SEP) ha manifestado que el periodo de clases virtuales debe ser moderado, el docente manifiesta que hay una sobrecarga de trabajo, debido a los talleres que les imparten de forma desorganizada. Otra situación es que la escuela no proporcionó equipo de trabajo a los docentes para cumplir con su jornada laboral a distancia.  

De este modo, los profesores conmemoran el día del maestro, que se celebra este 15 de mayo entre la precariedad laboral y la incertidumbre de las condiciones sanitarias a las que se enfrentarán con el regreso a clases a pesar de estar vacunados. 

Regreso a clases y vacunación 

Otilio López expresa que el regreso a clases es complicado; de acuerdo con las cifras y las investigaciones realizadas el porcentaje de población vacunada en el Edomex no es suficiente para evitar contagios que se darán con el aumento de la movilidad. 

“Todos los jóvenes y ciudadanos que no están en edad escolar o que están fuera del aula circulan en diferentes sectores productivos o sectores del campo y no han sido vacunados. Eso va a tener consecuencias para la población escolar que va a tener un roce social con ellos en la calle, en los medios de transporte”, argumentó. 

 Para el profesor las clases presenciales en el estado de Quintana Roo son muestra de que no es tiempo de regresar a las aulas, ya que el aumento de la movilidad y el encuentro entre la población escolar y el resto de la ciudadanía incrementó los casos de Covid-19. 

Aunado a esto las condiciones de infraestructura de las escuelas, son otra razón del riesgo que representa el regreso a clases. Desde antes de la pandemia, algunas escuelas presentaban malas condiciones, no tenían agua, espacios amplios, condiciones óptimas de salubridad, entre otras cosas. 

“Nosotros los maestros no estaríamos de acuerdo en regresar a clases si no hubiera una sanitización total de las escuelas. Antes de la pandemia ya había problemas de salubridad, problemas de infraestructura, había escuelas que no contaban con todos los servicios como el agua”, explicó. 

Por ello, deberá existir un cuidado riguroso para que los alumnos accedan a los espacios, por lo que el regreso a clases representa un alto riesgo de contagiarse de Covid-19. También, los profesores exigen que el 100% de la población esté vacunada para regresar a clases. 

Violación a los derechos laborales 

Otilio López argumenta que los profesores rechazan el dictamen de  la Suprema Corte de la Nación que determina pagar a los profesores pensionados con el Sistema de Unidad de Medida y de Actualización (UMA) que equivale a 89 pesos diarios, por lo que el salario de los profesores jubilados se reduciría en 50%. 

Por otro lado, la cobertura de acceso a la salud también se ha debilitado, por lo que los profesores exigen que la atención del ISSSTE tenga mejoras, ya que los maestros que tengan enfermedades especiales tendrán que pagar su tratamiento médico. 

“Solo quieren dar atención médica a pequeños resfriados y calientes o cuadros médicos simples, los tratamientos médicos y medicinas de enfermedades especializadas nosotros las paguemos. No estamos de acuerdo porque nuestro salario es bajo y ni siquiera es profesional; es un salario que no nos alcanza.” 

Por ello, el regreso a clases implicaría un riesgo para los profesores adultos que presentan enfermedades crónico degenerativas.  

Deserción escolar 

Las condiciones laborales precarias y las condiciones insalubres no son las únicas problemáticas que enfrentan los profesores de escuelas públicas; también, deben hacerle frente a la deserción escolar. El confinamiento producto de la pandemia por Covid-19 hizo que los alumnos abandonaran las clases virtuales, debido a la falta de computadoras, celulares y recursos económicos. 

Para el docente de Acambay más del 80% de los alumnos que están inscritos dejaron de asistir a  las clases virtuales, pues los grupos se redujeron a 11 alumnos, de los cuales 5 son consecuentes. 

“Lo máximo que he podido reunir son 11 alumnos, pero de manera frecuente tengo 5 alumnos, generalmente podemos decir que es muy baja la participación grupal (…). 

Podemos hablar que 80% carece de recursos y el 20% tiene, en promedio el grupo es de 30 a 40 alumnos.” 

Por ello para Otilio López es importante que el regreso a clases garantice adecuadas condiciones sanitarias y tecnológicas para los alumnos.