Skip to content Skip to footer

“Mi vida toda”, una obra de teatro que visibiliza el amor lésbico

La puesta en escena se sitúa en una Argentina de los años treinta, donde el lesbianismo estaba penado

“Mi vida toda” es una historia de amor: la de dos mujeres que una directora de teatro, llamada Sara, descubre en una maleta heredada. Es, también, el tercer montaje de los cuatro que conforman el Ciclo de Teatro Cuir organizado por la Compañía Universitaria de Teatro de la Universidad Autónoma del Estado de México.

Lee: Esfinges LGBT, el equipo de fútbol que mantiene presencia en canchas toluqueñas

Si bien el espacio universitario donde se organiza este Ciclo de Teatro Cuir se ha abierto a estos temas, José Antonio Flores, director del montaje, mencionó que este es solo un pequeño paso; aún falta mucho para que la comunidad universitaria tenga una visión mucho más general del mundo.

Puesta en escena de “Mi vida toda”. Fotos: Patricia Ramírez

Visibilizar el lesbianismo

El director explicó que el texto, de Federico Roca, se sitúa en una Argentina de los años treinta, donde el lesbianismo estaba penado; se aceptaba menos que la homosexualidad, situación que permea hasta la actualidad en diversos lugares, incluido México. En ese sentido, esta obra es una posibilidad de visibilizar el rechazo a las relaciones lésbicas.

El montaje busca fijar la postura del director hacia la comunidad LGBTTIQ+, en la cual se rechaza la discriminación y la segregación: “nadie le hace daño a nadie amando a una persona o a otra”, dice.

Aunque en sentido estricto —explica José Antonio Flores— el teatro no tiene la función principal de brindar soluciones, sí puede ayudar a visibilizar y ofrecer distintos puntos de vista a propósito de un tema. Además, busca establecer comunicación con el público, que para esta obra, ha sido mayormente de personas de la tercera edad.

Así, “Mi vida toda”, insiste José Antonio Flores, busca abordar el amor; mostrar que la represión y prohibición no solo se da en las relaciones homosexuales o lésbicas, sino también por motivos de clase social o la infelicidad que puede generar la existencia de matrimonios arreglados o la venta de mujeres que sigue existiendo en la actualidad.

Este montaje es realizado por la Imaginación Teatro, una compañía que trabaja en la escena teatral de Toluca desde hace 20 años. Actualmente tiene diversos proyectos que se relacionan con el trabajo de producción y con la idea de ofrecer espacios a jóvenes egresados para enseñarles sobre producción.

El director y maestro de teatro considera que es importante este ciclo; también acercarse a las propuestas escénicas que se realizan no solo en la universidad, sino en distintos espacios con compañías independientes.