Skip to content Skip to footer

Muere doctora en custodia de policías en Hidalgo; investigan feminicidio

La Procuraduría hidalguense comenzó una carpeta de investigación y su familia exige que haya justicia en el caso

La doctora Beatriz Hernández murió mientras estaba en los separos custodiada por elementos de la policía municipal de Progreso, Hidalgo. La Procuraduría hidalguense comenzó una carpeta de investigación y su familia exige que haya justicia en el caso.

De acuerdo con el portal Sin Embargo, Beatriz tenía 30 años y la detuvieron después de que aparentemente estuviera involucrada en un accidente vehicular. El Universal detalla que en el accidente chocó contra un auto que se encontraba esperando en un semáforo, lo que provocó una carambola de cuatro vehículos; sin embargo el accidente no dejó heridos graves.

Testigos citados por El Universal mencionaron que la doctora auxilió a los involucrados en el accidente y además se ofreció a pagar los gastos que generó el percance.

Tras el incidente, la policía municipal llegó a la zona de los hechos y detuvo a la mujer. A través de un video compartido en redes sociales, se observa el momento de detención de la médica a quien un policía sujetó con fuerza del cuello.

Una vez detenida, Beatriz ingresó a los separos donde su padre la visitó y al volver, luego de realizar algunos trámites, a su hija le estaban practicando primeros auxilios.

La versión del ayuntamiento de Progreso dice que ya en los separos, fue “remitida a barandilla en presencia del padre y con los protocolos de seguridad, posteriormente el padre se queda a dialogar con ella donde discuten fuertemente, después de la discusión el padre continua con los tramites por la responsabilidad del accidente y en cuestión de instantes ella decide colgarse de la galera con un pedazo de tela“.

Por su parte, la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo dio a conocer que abrió una carpeta de investigación por el reporte del hospital al que la llevó la policía de Progreso.

En el reporte, la Procuraduría señala que cuando los agentes la recibieron, ella ya no tenía signos vitales, por eso “la indagatoria se realiza bajo el protocolo de feminicidio“.