Skip to content Skip to footer

Multa INE a Morena sin demostrar desvío

Toluca, México; 19 de julio de 2018. El proyecto de asistencia social de Morena para los damnificados del sismo que sacudió a la Ciudad de México, al Estado de México y otras entidades del país el 19 de septiembre de 2017, denominado Fideicomiso “Por los demás”, violó la ley de financiamiento electoral de partidos políticos, de acuerdo con el consejero del Instituto Nacional Electoral (INE) Ciro Murayama.

Respecto a la multa que el INE interpuso a Morena, que asciende a los 197 millones de pesos, el representante del partido frente al instituto, Horacio Duarte Olivares, publicó un comunicado donde condena la postura del órgano electoral y hace públicos tanto los montos recibidos como los destinados, además de enunciar cuáles fueron los propósitos de esas inversiones que el partido entregó.

No obstante, se reservó el derecho para hacer de conocimiento público, también, el padrón de beneficiarios del fideicomiso “porque es necesario proteger la privacidad y los  datos personales de los beneficiarios, pero están a disposición del INE, del Servicio de Administración Tributaria (SAT) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), de la Procuraduría General de la República y de cualquier autoridad facultada que los solicite”, se lee en el informe que compartió Duarte en redes sociales.

 

 

Por su parte, la investigación del INE determinó que las aportaciones recibidas por Morena, a través del financiamiento de legisladores, militantes y simpatizantes, contempla una suma de más de 40 millones de pesos depositados en efectivo empleando cheques de caja, transferencias bancarias y a través del Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI), circunstancia que no sólo viola la ley electoral sino también las normas del contrato que establece el propio fideicomiso. Por tanto, el instituto concluye que el dinero pudo servir como un mecanismo de financiamiento paralelo, y a su vez opaco, donde también se presentó triangulación de capital tanto empresarial como particular. Como dato, el fideicomiso logró recaudar hasta 78 millones de pesos, distribuidos en pagos únicos de 2 mil 400 pesos a damnificados.

A esto, se suma que el recaudo depositado en las cuentas del fideicomiso fue, después, repartido entre operadores de Morena para entregar directamente millones de pesos a los damnificados que fueron escogidos a través de un padrón registrado por el partido. Al desconocerse la procedencia de estos recursos, además de que la operación de inversión, recaudo y reparto fue inapropiada según los estatutos de la ley electoral, la Unidad Técnica de Fiscalización del INE decidió ratificar el miércoles la multa de casi 200 millones de pesos a Morena, calificando el hecho como “intento de fraude”.

Ahora bien, aunque el instituto admite que no puede comprobar que los fondos hayan sido desviados para financiar campañas de Morena en período electoral, en su momento el partido no reportó debidamente ni la erogación de los recursos ni la procedencia de los mismos. Al respecto Murayama declaró que “el INE acreditó la constitución de un fideicomiso que fue utilizado como un mecanismo de financiamiento que fue utilizado como un mecanismo de financiamiento paralelo y opaco a favor de Morena”.

 

 

Murayama añadió, también, que estos fondos en efectivo recibidos por Morena tuvieron que ser rechazados por el partido, enumerando tres motivos legales que se reducen a, primero, que el depósito en efectivo es imposible de rastrear y la certeza de que sean legítimos se disuelve; segundo, porque la ley electoral estipula que el depósito en contante y sonante es una violación y, tercero, porque el mismo contrato del fideicomiso establece que las aportaciones realizadas pueden ser a través de transferencias electrónicas y cheques, exclusivamente.

Entre los legisladores o funcionarios de Morena que aportaron fondos al fideicomiso se encuentran la maratonista y senadora Ana Guevara, el senador Carlos Merino Campos, el diputado Virgilio Dante Caballero, la próxima secretaria de Energía, Rocío Nahle, la diputada Ernestina Gody, el diputado Roberto Guzmán Jacobo y la próxima coordinadora del gobierno del Estado de México, Delfina Gómez Álvarez, entre otros.

En tanto, una posible guerra ha comenzado a circular en redes sociales de la mano con una imagen que asegura ser la captura de pantalla del tabulado con los nombres de los sujetos de confianza de Morena que recibieron el dinero del fideicomiso para transportarlo a las comunidades donde se entregó el apoyo a damnificados. Aunque la legitimidad de la imagen es cuestionada, la exposición de este contenido coincide con una tendencia en medios sociales a mellar en la imagen de Andrés Manuel López Obrador desde que ha ganado virtualmente la presidencia del país.