Ícono del sitio AD Noticias

Otro golpe al crimen organizado; muere “El Chayo”

Nazario Moreno, el mítico narcotraficante michoacano, está muerto. Así lo dio a conocer ayer el gobierno de Enrique Peña Nieto, que en 15 meses ya arrebató dos preseas a Felipe Calderón Hinojosa, el Presidente que desató una guerra de casi 100 mil muertos para supuestamente combatir a estos criminales.

En 15 meses, Peña Nieto ha logrado neutralizar a Moreno –fundador de dos cárteles sanguinarios– y arrestar al capo de capos, cabeza del Cártel de Sinaloa, Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera.

Hace poco más de tres años, el gobierno panista de Calderón Hinojosa dio por muerto al entonces líder del grupo criminal La Familia Michoacana y Los Caballeros Templarios apodado “El Chayo”, el “Loco”o “El Más Loco”.

Sin embargo, nunca presentó el cuerpo, lo que dio pie a sospechosas.

El capo fue dado por muerto el 9 de diciembre de 2010 en un duro enfrentamiento en la sierra de Apatzingán que dejó al menos cinco policías, tres civiles y tres criminales abatidos.

Según la versión del gobierno de Calderón y de su estratega de seguridad, Genaro García Luna, los delincuentes que acompañaban a Moreno González se llevaron su cadáver, por lo que era imposible presentarlo.

Ayer, el gobierno de Enrique Peña Nieto eliminó por segunda vez al capo, que mientras estaba “muerto” se dio tiempo para fundar otro grupo criminal aún más peligroso y que sembró el terror en Michoacán: el de Los Caballeros Templarios.

Esta vez, el gobierno dijo sí tener las pruebas, y las presentó. Luego de que empezaran a circular fotografías del cuerpo de un hombre que fue abatido en Tumbiscatío, Michoacán, que supuestamente sería el capo, se realizaron una serie de pruebas para comparar las huellas dactilares del cadáver con las que aparecen en documentos oficiales de “El Chayo” como su credencial de elector y la cartilla militar.

“Fue plenamente identificado por medio de sus huellas dactilares”, aseguró Tomás Cerón, jefe de la Agencia de Investigación Criminal de la Procuraduría General de la República (PGR).

Monte Alejandro Rubido García, Secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), confirmó el abatimiento y explicó que sucedió luego de un operativo realizado por militares y marinos, quienes tenían la orden de aprehenderlo, pero lo asesinaron cuando trató de evitar su detención.

Explicó que fue posible dar con su paradero gracias a acciones de inteligencia que iniciaron el 4 de febrero cuando se aseguró a una persona en posesión de armas y drogas, quien manifestó estar al servicio de Nazario Moreno.

Posteriormente, el 7 de marzo se aseguró equipo de comunicación propiedad del capo, lo que ayudó a que disminuyera al mínimo su cerco de seguridad.

“Con base en dicha información, las diversas áreas de inteligencia del gobierno de la República se avocaron a una exhaustiva investigación en la materia y se corroboró que Nazario Moreno seguía vivo y que se mantenía como líder indiscutible del grupo delincuencial predominante en el estado”, señaló el funcionario en un mensaje a medios. “Por lo tanto, se diseñó una estrategia para su captura.

En las primeras horas del día de hoy en el municipio de Tumbiscatío elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional y de Marina ubicaron a Nazario Moreno con el objetivo de aprehenderlo, pero este agredió a las fuerzas federales, que tuvieron que repeler la agresión, dando muerte al presunto delincuente”, agregó.

“Esta persona era reconocida por su peligrosidad, se le menciona como responsable de múltiples homicidios”, dijo.

(Con información de  Sinembargo.com)

 

Salir de la versión móvil