Skip to content Skip to footer

Piden investigar operativo contra indocumentados

Amnistía Internacional pidió este lunes a las autoridades mexicanas una investigación exhaustiva sobre un operativo en el que cientos de indocumentados fueron detenidos y se denunciaron agresiones a los migrantes y a defensores de derechos humanos, incluidos sacerdotes.

En un comunicado, la ONG hizo un llamado a que "se haga público el paradero y la condición en las que se encuentran las 320 personas migrantes detenidas" el miércoles pasado y también pidió que se "lleve a cabo una investigación inmediata, exhaustiva e imparcial" sobre los hechos.

Autoridades mexicanas informaron el jueves que había detenido la víspera a "aproximadamente" 250 migrantes indocumentados de Honduras, Guatemala y El Salvador que se encontraban en la pequeña comunidad de rancherías de Chacama, de la región de Tabasco (sureste), fronteriza con Guatemala.

Sin embargo, Amnistía Internacional señaló que en total fueron detenidas 320 personas y recordó que los defensores de migrantes fray Tomás González, fray Aurelio Montero y Rubén Figueroa denunciaron que fueron víctimas de golpes y maltratos por parte de policías y agentes de migración durante el operativo.

El sacerdote Tomás González, también conocido como 'Fray Tormenta' por su decidida defensa de los migrantes, es responsable de un albergue para indocumentados en Tabasco que forma parte de una red de refugios establecida a lo largo de la ruta migratoria en México.

Los activistas también señalaron que durante la detención los agentes golpearon a migrantes y que separaron a las parejas que viajaban juntos y a las madres de sus hijos.

Figueroa denunció que las autoridades emboscaron a los migrantes cuando emprendían una caravana a pie para solicitar visas humanitarias que les dieran una mayor seguridad en su camino hacia Estados Unidos.
Los migrantes iniciaron la caravana el 28 de abril, después de que las empresas ferrocarrileras les impidieran seguir su camino en el lomo del tren de carga conocido como "La Bestia", según el activista.

Amnistía Internacional -con sede central en Londres- destacó su preocupación por el hecho de que fray Tomás González no contaba con protección policial al momento del operativo, pese a que dos semanas antes le había sido asignada una escolta por orden de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Se calcula que unos 140.000 extranjeros, la gran mayoría centroamericanos, emprenden cada año viajes clandestinos por territorio mexicano en trenes de carga para llegar a Estados Unidos, exponiéndose a secuestros, asesinatos, violaciones y extorsiones a manos del crimen organizado que controla esas rutas, así como a abusos de autoridades.

(Con información de AFP)