Piden justicia para acusado de violación

Toluca, Méx.- Familiares  de José Hugo Chentes Velázquez, acusado de abusar de dos menores, se manifestaron frente al Palacio de Justicia para exigir se esclarezca su situación, pues a decir de ellos, es inocente. Por ello, demandan que las autoridades competentes analicen el caso a profundidad, dado que aseguran se han presentado diversas irregularidades durante el proceso de […]

Toluca, Méx.- Familiares  de José Hugo Chentes Velázquez, acusado de abusar de dos menores, se manifestaron frente al Palacio de Justicia para exigir se esclarezca su situación, pues a decir de ellos, es inocente.

Por ello, demandan que las autoridades competentes analicen el caso a profundidad, dado que aseguran se han presentado diversas irregularidades durante el proceso de vinculación.

Mencionaron que durante la audiencia del desahogo de pruebas, los argumentos presentados no fueron contundentes para validar lo sucedido durante los años 2011 y 2012; además, las pruebas médicas realizadas por personal de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) a los menores no soportan los hechos descritos por las víctimas.

La madre del presunto violador asegura que los menores de edad acusan injustificadamente a su hijo, ya que sus declaraciones se sustentan bajo hipótesis que no tienen sustento legal.

En caso de ser vinculado en la participación de este ilícito, podría extenderse su condena hasta 140 años de prisión.

En septiembre de 2014, un juez con sede en la ciudad de Toluca encontró culpables a Jorge Alberto Gutiérrez Ortega  y José Luis Domínguez – maestros señalados en la participación del delito – a 157 y 110 años de prisión respectivamente, además de pagar una multa de 158 mil 760 pesos (correspondientes a mil 900 días de salario mínimo) y 29 mil 200 pesos (correspondientes a mil 600 días) por el delito de violación equiparada.

En 2015, José Hugo Chentes Velázquez fue sentenciado a 70 años de prisión con una multa de 279 mil 668 pesos, además del pago para resarcir los daños a las víctimas por una cantidad de 30 mil 462 pesos cada una.

Actualmente cumple su sentencia en el Centro Preventivo de Readaptación Social ubicado en el municipio de Ixtlahuaca.