Skip to content Skip to footer

Pierde personal médico el Edomex en los últimos 4 años

En el mismo periodo también se redujo el número de trabajadores que había en el área administrativa de este sector: de 17 mil 174 pasó a 16 mil 804

De 2017 a 2021 disminuyó el número de paramédicos, personal médico y de enfermería en el sector público del Estado de México: mientras que hace un cuatrienio había 53 mil 810 personas encargadas de cuidar la salud de las y los mexiquenses, hasta junio de este año la cifra era de 52 mil 158 personas dedicadas a esta labor, de acuerdo con registros de Transparencia del área de Administración de la Secretaría de Finanzas.

Si bien la tendencia en el sexenio de Alfredo Del Mazo Maza había sido ir a la baja, el año pasado la saturación de hospitales y centros de salud obligó a cambiar la estrategia, y en lugar de reducir la cifra, hicieron la contratación de cerca de 2 mil profesionistas de este sector.

Mientras en 2017 había 53 mil 810 paramédicos, personal médico y de enfermería, al siguiente año se aplicó el primer recorte y el número quedó en 53 mil 777. En 2019 volvió a bajar, hasta llegar a 51 mil 507.

Esa tendencia de decrecimiento pudo haber continuado, pero vino la demanda de servicios médicos con la pandemia de covid-19, por lo cual la cifra subió a 53 mil 150; pero este año, aún con hospitales al tope y personal estresado por las largas jornadas que ha tenido durante los últimos 17 meses, se reportan 52 mil 158 profesionistas de la salud.

Te recomendamos: El vacío que dejan cientos de médicos fallecidos por covid-19 en México

Baja personal administrativo

En 2017 había 17 mil 134 empleados y empleadas, que van desde secretarias, trabajadores sociales, hasta encargados de laboratorio y otros; para 2018 su escenario fue positivo y la cifra creció a 18 mil 514, pero en 2019 bajó a 16 mil 638.

Por la pandemia también hubo un ligero incremento, con la contratación de 284 personas, con las cuales llegaron a 16 mil 922, pero al mes de junio de este año solo quedaron 16 mil 804.

La proporción es de un empleado administrativo por cada tres médicos, paramédicos y enfermeras, en la que se contemplan las especializaciones y los médicos generales.

30 médicas y enfermeros por cada 10 mil habitantes en Edomex

De acuerdo con el Plan de Desarrollo del gobierno actual, en 2016 existían 51 mil 79 médicos y enfermeras para atender a la población mexiquense, lo cual representaba 32 médicos y enfermeras por cada 10 mil habitantes.

Actualmente, con más personal, la cobertura es menor porque la población creció a un ritmo más acelerado y la proporción bajó a 30 médicos, paramédicos y personal de enfermería por cada 10 mil mexiquenses.

Aunque esta cifra parezca insuficiente, la recomendación de la Organización Mundial de Salud es de 23 médicos, enfermeras y parteras por cada 10 mil habitantes, lo cual implicaría que el Estado de México está por encima de esta cifra y con ello su atención tendría que ser óptima.

Sin embargo, en algunas regiones de la entidad la demanda rebasa la capacidad médica, como ocurre en el oriente, o donde los centros de salud no tienen ni siquiera pasantes.

Recuerda: Médicos atienden gratis y en casa a enfermos pobres de covid-19

La Ciudad de México tiene 9 mil 66 médicos y médicas, sin contar el personal de enfermería, para una población de 9 millones 209 mil 944 habitantes, lo que le permite atender de mejor manera la demanda.

Del personal médico de la entidad 5 mil 506 son médicos generales, mil 528 de gineco obstetra, mil 439 pediatras, 923 cirujanos, 841 internistas, 2 mil 21 residentes, mil 508 internos de pregrado, mil 879 pasantes y 8 mil 233 están en el rubro de otros.

Además de 2 mil 153 odontólogos, entre pasantes, especialistas y generales, sin contar los trabajadores sociales, promotores de la salud, técnicos laboratoristas, entre otros.

Al año, en condiciones normales, sin pandemia, llegan a brindar 44.5 millones de consultas externas y 1.8 millones de planificación familiar; también se hacen 47.8 millones de estudios clínicos, radiológicos, citologías, electroencefalogramas, tomografías, ultrasonidos, entre otros que deben ser atendidos por el personal médico y administrativo.

Infraestructura médica

Hasta 2016, en el Estado de México existían mil 852 unidades médicas del sector público, incluyendo las del IMSS, ISSSTE y del ISEM que son federales y se encargan de atender a toda la población mexiquense.

Para 2019, de acuerdo con la cifra del tercer informe del gobernador Alfredo Del Mazo, el total de unidades médicas subió a mil 881, es decir 29 más en tres años, en los que el DIFEM lejos de aumentar sus espacios los bajó de 335 a 232, el IMIEM se mantuvo con sus tres lugares, al igual que el ISSEMyM con 112.

Quizá te interese: Médicos de colonia, la frágil esperanza para escapar del covid-19

En tanto, los espacios federales y para derechohabientes como el ISSSTE pasaron de 36 a 38, el IMSS de 104 a 108. Mientras el ISEM de mil 264 creció a mil 297, pero este último sufragado con recursos federales, fue quien hizo el mayor esfuerzo.

En estos lugares hay 4 mil 220 consultorios médicos, mil 34 dentales, mil 365 unidades dentales, 8 mil 533 camas censables y otras 5 mil 491 no censables, así como 849 incubadoras para atender a 16 millones 992 mil 418 habitantes que había en 2020, de acuerdo con el censo del Inegi.

El servicio público se complementa con 254 laboratorios de análisis clínicos, 309 gabinetes de rayos X, 294 quirófanos, 237 salas de expulsión y 25 bancos de sangre que resultan insuficientes para el tamaño de la demanda, por lo cual es una constante ver personas enfermas en el suelo, en los pasillos, en espera de atención médica, tanto en espacios cerrados, como para población abierta.

El Plan Estatal de Desarrollo reconoce que entre las principales carencias de la población mexiquense está la seguridad social, pues al menos la mitad de los y las mexiquenses no tiene seguridad social y de ellos muy pocos pueden sufragar el servicio privado, por lo cual la demanda de población abierta es muy alta.

Pendientes

Pese a las carencias y demandas de la población, en la entidad siguen inconclusos ocho hospitales heredados por otros gobiernos.

También lee: Los hospitales olvidados de la gestión de Eruviel ¿Al fin se terminarán?

La 60 Legislatura reiteró en varias ocasiones que era urgente concluir los de Tlalnepantla-Valle Ceylán, Zinacantepec, Chicoloapan, Tepotzotlán, Coacalco, Tecámac, Zumpango y el Centro Integral Oncológico de Ecatepec, en donde hicieron varios recorridos y demostraron sus carencias.

A finales de enero de este año, la Legislatura autorizó que parte de la deuda del gobierno estatal de este año contemplara 2 mil 200 millones de pesos para atender estos hospitales, pero a la fecha no se ha informado el posible avance.