Política ineficiente afecta al país 

Política de vivienda del presidente, Enrique Peña Nieto, es poco funcional y engañosa, pues el problema de fondo es la sobrevaluación de una propiedad, el hecho de que un trabajador esté obligado a pagar créditos hipotecarios hasta por 30 años, pagando 22 años de intereses y 8 años al capital, para muchos mexicanos son deudas […]

Política de vivienda del presidente, Enrique Peña Nieto, es poco funcional y engañosa, pues el problema de fondo es la sobrevaluación de una propiedad, el hecho de que un trabajador esté obligado a pagar créditos hipotecarios hasta por 30 años, pagando 22 años de intereses y 8 años al capital, para muchos mexicanos son deudas impagables, advierte el Frente Mexiquense en Defensa para una Vivienda Digna A.C.

Uno de los principales problemas para los trabajadores que adquieren un crédito inmobiliario, es el tiempo o durabilidad, al final terminan pagando hasta tres viviendas durante estos tiempos, sin embargo las medidas anunciadas por la federación para el tema de la vivienda, no darán impulso para adquirirlas sino originará más deudores.

La organización recordó que no todos los mexicanos gozan de los privilegios para adquirir una casa como la presidenta del DIF nacional Angélica Rivera, donde su contrato señala que sólo los tres primeros años se pagarán únicamente los intereses que se generen a partir de la aplicación de la tasa del 9 por ciento anual  sobre la suma de 54 millones de pesos.

Un segundo elemento de fondo es que efectivamente la Reforma Financiera es parte central de La Política Nacional de Vivienda 2015, pero para rescatar y activar a las 3 de las 5  desarrolladoras (ARA y SADASI) que forman el mercado oligopólico de la vivienda en México, me refiero a: GEO, HOMEX y URBI, este Rescate Inmobiliario del gobierno priísta tiene su origen en el Poder Legislativo.

El Rescate Inmobiliario lo diseñó el Secretario de Hacienda y Crédito Público Luís Videgaray Caso, quien con las reformas a la Ley de Concurso Mercantil, permitió que las constructoras de vivienda: GEO, HOMEX y URBI obtuvieran de Tres Juzgados de Distrito en Materia Federal la Declaratoria de Concurso Mercantil, para obtener recursos públicos y poder pagar a sus acreedores deudas impagables y seguir construyendo viviendas sobrevaluadas, con esta política de vivienda seguir violando los derechos humanos de las familias mexicanas para disfrutar de viviendas dignas y decorosas.

Las desarrolladoras de vivienda: HOMEX tienen deudas por un monto de 192 mil millones de pesos, Corporación GEO por la cantidad de 60 mil millones de pesos y URBI DESARROLLOS URBANOS por la cantidad de 41 mil millones de pesos, es decir, el monto total de los pasivos o deudas de éstas 3 desarrolladoras asciende apróximadamente a $293 mil millones de pesos, es decir, casi el 80 por ciento de los recursos que el gobierno federal invertirá por la cantidad de 370 mil millones de pesos en La Política Nacional de Vivienda 20015.

Por este motivo se anunció con bombo y platillo que se eliminaban las restricciones que limitaban a los pequeños constructores para obtener recursos del gobierno federal para construir viviendas y con gran perversidad el gobierno de Enrique Peña Nieto señaló que con estas medidas: “Más Jugadores tendrá el Mercado de Vivienda”. El Rescate Inmobiliario de las 3 desarrolladoras sólo fortalecen el mercado oligopólico en la construcción de vivienda en México y eliminan la libre competencia.

Es importante señalar que al inicio del sexenio del Presidente Enrique Peña Nieto, el Titular de la Secretaría de Desarrollos Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU): Jorge Carlos Ramírez Marín, señaló que una de las principales causas del abandono de las viviendas es la lejanía de los centros de trabajo, esta es una verdad a medias y deforma, el fondo de la grave crisis inmobiliaria e hipotecaria que vive México, es que el abandono de las viviendas se debe a la sobrevaluación del valor de las viviendas.

Por todo lo expuesto el Frente Mexiquense en Defensa Para Una Vivienda A.C., le solicitará a la Sociedad Hipotecaria Federal que no se otorguen recursos a: HOMEX, Corporativo GEO y URBI DESARROLLO URBANOS para la construcción de viviendas, porque contravienen el Manual de Crédito y Pago Oportuno de la Banca de Desarrollo, porque ninguna calificadora internacional de solvencia o riegos crediticios como: Standard & Poor’s (S&P) y Moody’s Corporation les otorgarán la calificación mínima de “AA” para ser sujetas de financiamiento, por los grandes pasivos que tienen y porque son insolventes para seguir siendo sujetas de créditos para la construcción de inmuebles, en virtud de que las tres desarrolladoras suman la cantidad de 293 mil millones de pesos de adeudos.