Skip to content Skip to footer

Prevé Greenpece devastación de Áreas Naturales

Greenpeace afirmó este día que las leyes secundarias en materia energética propuestas por el Presidente Enrique Peña Nieto y que actualmente se discuten en el Congreso de la Unión abrirán las puertas a la expropiación de terrenos y a la devastación de las Áreas Naturales Protegidas en México.

En este contexto, la organización internacional ambientalista exigió a los legisladores que pongan candados a las leyes con el fin de evitar que se asignen áreas para la exploración y explotación de hidrocarburos dentro de las Áreas Naturales Protegidas.

Además pido que no se construya infraestructura para la industria geotérmica y eléctrica dentro de las mismas y prohibir que se establezcan servidumbres para actividades asociadas al sector dentro de las mencionadas zonas.

“La Ley de Hidrocarburos, la Ley Minera, la Ley de Energía Geotérmica, la Ley de la Industria Eléctrica y la Ley de los Órganos Reguladores Coordinados en Materia Energética contienen disposiciones legales que eliminarían la protección que actualmente tienen Parques Nacionales como Cabo Pulmo, reservas de la biósfera como Isla Guadalupe, El Pinacate, Montes Azules y la Selva Lacandona, Zonas de Protección de Flora y Fauna como Holbox”, denunció la organización. A través de un análisis elaborado, Greenpeace dio a conocer que hay al menos 14 artículos que deben ser modificados.

Dijo que el Artículo 91 de la Ley de Hidrocarburos señala que “las actividades de Exploración y Extracción se consideran de interés social y orden público, por lo que tendrán preferencia sobre cualquier otra que implique el aprovechamiento de la superficie o del subsuelo de los terrenos afectos a aquéllas”,  lo que vulnera la propiedad comunal, ejidal y privada, incluso sobre Áreas Naturales Protegidas.

“La propuesta oficial elimina toda la política de conservación en el país, tanto para las Áreas Naturales Protegidas federales, como para las estatales y las municipales. Las empresas productivas del Estado, como las de la iniciativa privada, pueden acabar con la riqueza natural, paisajística y cultural de México”, advirtió.

Además de indicar que existen posibles violaciones a los derechos fundamentales con las expropiaciones previstas por las autoridades en caso de que consideren que una tierra es de “interés social”, Greenpeace exigió a los legisladores que pongan candados a la legislación con el fin de evitar que se asignen áreas para la exploración y explotación de hidrocarburos dentro de las Áreas Naturales Protegidas.

Asimismo exhortó a las autoridades a impedir que se construya infraestructura para la industria geotérmica y eléctrica dentro de las mismas y prohibir que se establezcan servidumbres para actividades asociadas al sector dentro de las mencionadas zonas.  

El estudio elaborado por la organización detalla las omisiones a la restricción de las actividades antes descritas en las Áreas Naturales Protegidas, así como las propuestas de redacción para evitar su desaparición.