Skip to content Skip to footer

Proponiendo ilegalidad

Se perciben en el ambiente actos de represión, opresión, incluso autoritarismo en la toma de decisiones en perjuicio de las mayorías; las instancias gubernativas sin importar el nivel: federal, estatal o municipal han incurrido en determinaciones unilaterales, contraviniendo la ley.

 

La muerte del niño por bala de goma, como se asegura ocurrió en Puebla; la detención del doctor Mireles, ex vocero de los autodefensas de Michoacán; la mayoría en las legislaturas para aprobar reformas constitucionales y leyes secundarias en las condiciones por todos conocidos; la nueva deuda pública por los pasivos de Pemex y CFE, que terminará pagando el pueblo, son ejemplos claros que muestran la vulneración del estado de derecho a nivel nacional.

 

En nuestra entidad, no se cantan mal las rancheras, los agravios como en tiempos de lluvia, saltan como hongos de un lugar a otro, teniendo como fertilizante efectivo el desconocimiento de la ley, por parte de quien es vulnerado o sus probables prospectos a perjudicar, como ocurre en la subdirección regional de educación básica, en Valle de Bravo, que por unas migajas de “poder” se alistan a acatar dócilmente indicaciones sin relación alguna con la materia de trabajo de los docentes y que causarán daño a trabajadores de la misma profesión.

 

Mediante oficio 205110013/0320/2014, dirigido a supervisores escolares y coordinadores de área de educación física, para la salud y artística, la subdirección da “información importante respecto a la aplicación de medidas disciplinarias” en el incumplimiento de obligaciones o por incurrir en prohibiciones, establecidas en los artículos 130 y 131 del Reglamento de Condiciones Generales de Trabajo de los Servidores Públicos Docentes del Subsistema Educativo Estatal.

 

El escrito señala el contenido de los artículos, los documentos a integrar, el mecanismo para hacerlos llegar a las instancias, vía estructura como menciona; en su parte final precisa recomendaciones sospechosas, al tenor siguiente:

 

“En el material del taller jurídico que se impartió a ustedes el año pasado, se encuentran los formatos para que elaboren los documentos aquí referidos, los cuales; son flexibles, para adaptarse a sus necesidades.

Les pido amablemente que sean meticulosos al revisar el llenado de los formatos para que puedan verificar que la hoja membretada sea la correspondiente a su supervisión o dirección escolar, que la leyenda sea la adecuada al año y que las notas de colores con las indicaciones de llenado sean borradas y quede no como formato, sino como una redacción suya.”.

 

Quizá omitiendo indicar: salgan a cazar víctimas, demuestren quién es la autoridad, al fin y al cabo no se saben defender, espántenlos, sométanlos, que nadie levante la voz. 

 

Y la cultura pedagógica, la docencia, el humanismo, el ser maestro, las divulgaciones de ideas de educación de calidad, ¿dónde están?.