Skip to content Skip to footer

Protestan contra el abuso policial en Toluca

En la manifestación participaron aproximadamente 50 personas

Este viernes en la ciudad de Toluca, integrantes de diversos colectivos protestaron por los casos de abuso policial que recientemente se han registrado en México. Los manifestantes exigieron justicia por los casos de Giovanni y Alexander, asesinados presuntamente por policías; también pidieron que se frenen la brutalidad policial y la violencia del Estado.

A la convocatoria lanzada por el colectivo #NoAlTarifazoEdomex asistieron alrededor de 50 personas, que desde las 15:30 horas se reunieron en el parque Simón Bolívar, ubicado en el centro de la ciudad de Toluca.

El contingente avanzó desde el parque Simón Bolívar por la calle Rayón hasta Lerdo. “Giovanni no murió, la policía lo mató” fue una de las consignas que gritaron los manifestantes. Durante la manifestación, los inconformes realizaron pintas, además varios negocios cerraron sus cortinas por temor a las agresiones. Agentes de la dirección de seguridad pública de Toluca resguardaron las principales calles por las que avanzó el contingente.

Mientras la marcha avanzaba, el Palacio de Gobierno del Estado de México permaneció resguardado por un fuerte dispositivo de seguridad, a pesar de que no se presentaron incidentes con los agentes de la policía y, a pesar de que fueron colocadas vallas alrededor de las letras gigantes ubicadas en la Plaza de los Mártires, los manifestantes las vandalizaron.

La protesta de este viernes en la ciudad de Toluca se suma a las que se han realizado en la Ciudad de México, San Luis Potosí y Guadalajara por la muerte de Giovanni el pasado 4 de mayo, después de que la policía municipal de Ixtlahuacán de los Membrillos, Jalisco, lo torturara durante horas presuntamente por no usar cubrebocas; así como por la de Alexander, un joven de 16 años que fue asesinado a tiros por policías de Acatlán de Pérez en Oaxaca el pasado 9 de junio.

Estas protestas también se enmarcan en las que también se han llevado a cabo en todo el mundo, tras el homicidio de George Floyd, el 25 de mayo en Mineápolis, a manos de un policía. Su muerte fue grabada por un ciudadano y en el video se observa al hombre afroamericano de 46 años suplica a un oficial de policía quien lo asfixió al colocar su rodilla en el cuello de Floyd.