Skip to content Skip to footer

Quema de judas, tradición que la pandemia pone en pausa

Los judas se queman el sábado de Gloria a partir de las doce del mediodía, este momento marca la finalización del periodo de silencio.

En Toluca, este año, tampoco se llevará a cabo la tradicional quema de judas se realizaba los sábados de Gloria en la Plaza de los Mártires. La pandemia prohíbe las aglomeraciones, sin embargo, algunos de los artesanos que realizan estas grandes figuras de cartón, al menos para la convocatoria de judas emitida por la Secretaría de Cultura y Turismo, sí trabajaron.

En su tesis de licenciatura, “El ritual de la quema de judas y sus apropiaciones políticas”, Abraham Domínguez Madrigal menciona que la quema de judas que se conoce actualmente en México tiene su origen en los rituales populares de la Europa medieval, es un primer sincretismo entre elementos “paganos” y el catolicismo durante la Edad Media; sus antecedentes podrían ser, entre otros, el cambio de estación del invierno a la primavera y la destrucción de efigies que representan a personajes considerados malvados o negativos.

En la tesis se menciona otra teoría sobre su origen: la imitación de la quema de personas durante la Inquisición, que gradualmente paso a quemar solamente efigies que simbolizaban los males sociales, no obstante predomina la versión de Judas Iscariote como el personaje que simboliza la maldad, la traición, y que merece ser destruido de manera ritual para desaparecer simbólicamente al mal.

Estos rituales no son religiosos ni serios, “el acto de linchar al monigote es completamente paródico”, el símbolo de la maldad y traición se caricaturiza y la figuras que simbolizan el mal tienen la forma de autoridades y gobernantes.

Los judas se queman el sábado de Gloria a partir de las doce del mediodía, este momento marca la finalización del periodo de silencio “un ambiente festivo y ruidoso […] finaliza el tiempo solemne”, “las quemas de judas marcaban el retorno a lo mundano, probablemente esta fuera la razón por la que las pulquerías y las carnicerías eran de las principales promotoras de esta práctica”.

En México los judas son piezas complejas elaboradas con técnicas de cartonería y del carrizo; con el tiempo, los artesanos que los realizan han convertido a las piezas en productos artísticos; en el Estado de México, el Museo Taller Luis Nishizawa recibió estas piezas, en este año, las piezas ganadoras de una convocatoria institucional son expuestas al aire libre, en el Centro Cultural Mexiquense para su apreciación.