Quiere Omar García despedirse con el triunfo

No hay mejor momento para un deportista que coronar los esfuerzos de toda una carrera con el título en lo alto. El ímpetu, la entrega y el coraje son apenas algunos adjetivos que pudiéramos señalar para un jugador que ha entregado su pasión por los colores de Borregos Toluca. El futbol americano ha sido su […]

No hay mejor momento para un deportista que coronar los esfuerzos de toda una carrera con el título en lo alto. El ímpetu, la entrega y el coraje son apenas algunos adjetivos que pudiéramos señalar para un jugador que ha entregado su pasión por los colores de Borregos Toluca.

El futbol americano ha sido su pasión, que sustentado con el esfuerzo dentro de las aulas, lo hace tener un sabor especial. Omar Antonio García Mendieta, estudiante de la carrera de Negocios Internacionales en el ITESM Toluca, finaliza en este 2014 su elegibilidad dentro de la escuadra lanuda.

En entrevista especial para Alfa Diario, el receptor abierto, quien ha portado con orgullo los colores azul y gris, y el número 3 en el jersey, preparara las últimas horas para disputar el juego de su vida, una final de futbol americano en Liga Mayor y será nada menos que ante el campeón del 2013, Aztecas de la UDLAP. 

Con el entusiasmo de saber que entregó todo en el emparrillado, García Mendieta se despide con un grato sabor, con el sueño de haber cumplido las metas propuestas y los objetivos planeados desde que se enfundó los colores de Borregos Toluca.

“Hoy termina, pero me voy contento y muy feliz. De saber que estamos en la final, mi primera final en liga mayor y la verdad no lo cambio por nada”.

“Esto es la cereza del pastel, así lo siento; creo que esto no se acaba, nos falta la final y vamos a ganarla”, explicó Omar.

Por su puesto que el esfuerzo y la determinación para cumplir las metas dentro y fuera del emparrillado no sería posible gracias al apoyo de su familia. Su papá, Mario García Huicochea y Miriam Mendieta, su mamá, han sido el soporte y apoyo a lo largo de su vida, especialmente en su vida deportiva, que ahora lo premia con esa gran final de futbol americano.

“Mi familia como siempre me apoya desde arriba, en las tribunas. He venido arrastrando un problema en el hombro y esperemos estar listo. Juegue o no juegue, el apoyo de la familia está ahí, no solo a mí, sino también al equipo”.

Las emociones salen a cada pregunta y ese reconocimiento para los seres queridos que siempre han estado de cerca en los malos y buenos momentos. “Es un honor tener una familia como la que tengo; como hijo me han dicho que se sienten orgullosos, me han felicitado por lo que estoy viviendo, esto es apenas un escalón más en mi vida porque sé que vendrán muchos más”.

“La verdad es que mis padres han estado ahí, mis sobrinos siempre están presentes. Llevó jugando 20 años en el futbol americano y creo que nunca han faltado a uno de mis partidos”, agrega Omar, quien no dejó pasar de lado la presencia de su hermana, Denisse, y su hermano Mario, quien a pesar de que no encontrarse en México, desde Canadá, le ha mandado buena vibra.

YA NO SOMOS EL HEMANO PEQUEÑO DE LOS TECS

En 1990 marcó el inicio del programa de futbol americano en el ITESM Toluca, pero no fue hasta el año de 1995 cuando, estando en Liga Mayor, inició la odisea que gracias al trabajo de muchos esos esfuerzos se han consolidado con su primera final de la categoría.

Para Omar García, el trabajo de años han dado por fin frutos y para el receptor abierto de Borregos Toluca ya no se ve como el hermano pequeño, al contrario, somos el número de los Tecnológicos ya vamos por el título para ser los mejores del país”.

“Esto es lo que siempre uno trabaja día a día para lograrlo y el equipo está en su mejor momento. Llevó 6 años en Borregos y creo que nunca había visto un equipo con tanto talento, con tanto esfuerzo y que se creyera que íbamos a estar en la final”.

Para García Mendieta nadie les ha regalado nada. “Esto es la magia de que todo es posible, no ha hay problemas entre jugadores, el equipo está muy unido y eso es lo que ayudó al equipo para estar en esta final”

“Desde que comenzó la temporada sabía que era algo especial, nunca había visto tanto talento en mi unidad que es la de los receptores. Hay chavos jóvenes con capacidad para competir en cualquier nivel de futbol americano en el país, así que este es el año de Borregos Toluca”, finalizó diciendo.