Skip to content Skip to footer

La Quinta Columna

La quinta columna

La Quinta Columna

La parte denunciada concedió la entrevista en las instalaciones del Gobierno del Estado de México, así como en horario laboral

Está mal que un árbitro tome partido en favor de un equipo de manera descarada, eso molesta al contrario y más a la tribuna.

Lo anterior es aplicable al ámbito futbolero, pero también puede ser considerado en el ámbito político.

Se hizo público que el Tribunal Electoral del Estado de México (TEEM) exonera a la aspirante más a modo para la oposición, la secretaria de Desarrollo Social, de un “destape” hecho público en el periódico El Universal en un formato de entrevista, sentencia que entre otras joyas del razonamiento incluyó ésta:

Ahora, por cuánto hace a la afirmación de que la parte denunciada concedió la entrevista en las instalaciones del Gobierno del Estado de México, así como en horario laboral, debe apuntarse que, efectivamente, en la nota periodística denunciada se refirió en este aspecto, lo siguiente:

“Un mes después de haberse estrenado como mamá de gemelos, una niña y un niño, la secretaria recibe a este diario en sus oficinas del Palacio de Gobierno, en donde despacha desde febrero pasado, cuando fue invitada por el gobernador Alfredo del Mazo a incorporarse a su gabinete.”

No obstante, el quejoso únicamente aportó como medio de prueba para acreditar esas circunstancias, la multireferida nota periodística, misma que, por su naturaleza, solo tiene valor indiciario en términos de la jurisprudencia 38/2002 de rubro: NOTAS PERIODÍSTICAS. ELEMENTOS PARA DETERMINAR SU FUERZA INDICIARIA 24, en ese sentido, este Tribunal no pueda tener convicción al respecto.”

Sin embargo concluye el TEEM, respecto a la secretaria de Desarrollo Social:

“…que sus manifestaciones fueron emitidas en el contexto de un auténtico ejercicio de libertad de expresión y del ejercicio periodístico.”

Habrá que esperar que se resuelva en otras instancias, hay que recordar que al TEEM le han corregido la plana en otros asuntos aún más relevantes, por ejemplo, el asunto de violencia política de género que derivó en la elección extraordinaria en Atlautla y donde esa instancia no había encontrado tampoco elementos.

Al paso que vamos, puede que el árbitro considere que las publicaciones recientes en dos revistas del rostro de manera casi sincronizada, es una casualidad del destino.

Como se ha dicho en la columna “Se dice que”: ¡Hasta donde se debe descender para ascender!