Skip to content Skip to footer

Rechaza juez amparo contra norma ambiental del Edomex, activistas mantendrán exigencia

Los programas de contingencia no toman los valores más exigentes para detonar las fases de contaminación del aire: Toluca debería estar la mayor parte del año en contingencia

El amparo 344/2022, interpuesto por la asociación civil EcoRenacimiento para que el programa para la atención de contingencia ambiental en el Valle de Toluca y Santiago Tianguistenco modifique sus parámetros de acuerdo con la normatividad federal e internacional, fue rechazado por el Juez Tercero de Distrito en Materias de Amparo y de Juicios Federales en el Edomex. Ante esta situación, la organización interpondrá un recurso de revisión y seguirá con la exigencia.

Para entender mejor: Exige asociación al Edomex aplicar norma de salud ambiental contra la contaminación

El amparo contra actos del secretario de Medio Ambiente del Estado de México tiene como objetivo que el gobierno estatal reconozca e informe a la población los altos índices de contaminación que se viven en esta área metropolitana. Además, que tome medidas más estrictas en la atención a esta problemática, ya que ocasiona altos índices de enfermedades respiratorias y millonarios gastos en salud.

“La calidad de aire que respiramos en todas las grandes urbes es muy mala; pone en riesgo la salud, la integridad y vida de las personas. Pero como sociedad hemos decidido voltear la mirada. Mucha gente se queda con la impresión de que el aire es más o menos respirable porque no hay contingencia; pero los programas de contingencia se han estado emitiendo desde el gobierno y siguen esa línea de mentiras”, señaló el abogado ambientalista de la asociación, Luis Miguel Cano.

Y es que, de acuerdo con la asociación, los valores de activación de las fases de contingencia son muy altos; razón por la que la asociación Green Peace interpuso un amparo, que ganó en el mes de febrero de este año y orilló al gobierno estatal a modificar las normas. Sin embargo, los cambios siguieron incompletos, pues los parámetros adecuados solo se emplean para activar la fase preventiva y no las fases de contingencia.

El abogado explicó que las medidas que realmente podrían impactar en reducir la cantidad de contaminantes y hacerla tolerable con respecto a las normas nacionales e internacionales no se llevan a cabo, pues la fase preventiva es de aviso, de recomendaciones; esta situación se vuelve preocupante pues, de acuerdo con estas normas, la ciudad de Toluca debería estar la mayor parte del año en contingencia.

La resolución del juzgado

Luis Miguel Cano consideró lamentable la resolución por considerar la fase preventiva como parte de la contingencia.

“El juzgado de distrito hace una burla porque, contrario a la demanda, dice que como la fase preventiva también es una fase de contingencia y se activa con esos valores, entonces no hay problema”.

Por esta razón, EcoRenacimiento presentará un recurso de revisión para que el asunto vaya a un tribunal colegiado; de ahí el procedimiento podría tardar varios meses.

“Para presentar el recurso tenemos diez días, que se vencen el viernes. Se presenta ante el juzgado, reenvían el recurso a las autoridades; en dos semanas máximo deberían enviarlo a un tribunal colegiado; en agosto estará en el tribunal. El promedio que puede tardar una sentencia es de tres meses, pero puede ser que se tarden más o que le soliciten a la Corte la atracción. Y ahí puede estar otros seis meses; si tenemos suerte, para fines de año habrá un pronunciamiento”.

Cabe señalar que el amparo interpuesto por la asociación retoma el derecho humano a un ambiente sano. Expone al Poder Judicial federal que los programas de contingencia no toman los valores más exigentes para detonar las fases de contaminación del aire. En otras palabras, están desprotegiendo a la población en sacrificio a su integridad.

“Es muy fácil resolverlo jurídicamente; es muy difícil asumir el costo social de tomar esta decisión valiente y necesaria”, concluyó Luis Miguel.