Skip to content Skip to footer

Rechazan normalistas de Tenería acusaciones; crónica de los hechos

Toluca, Estado de México; 8 de octubre de 2019.- Este martes, estudiantes de la Normal de Tenería bloquearon la carretera Malinalco-Tenancingo y se manifestaron en la caseta de la autopista México-Toluca. Para protestar por los acuerdos que, dicen, el gobierno mexiquense no ha cumplido y para denunciar que  han sido hostigados por la fuerza pública, a lo largo del día dieron libre acceso a los vehículos que transitaban la autopista.

Las exigencias de los estudiantes de la Normal Rural Lázaro Cárdenas del Río,  consisten en una audiencia de carácter resolutivo, para que se respete la organización interna de la institución e impedir la clausura de este tipo de instituciones así como su transformación.

De igual forma exigieron respeto a los acuerdos con Gobernación a través de dos pronunciamientos firmados por la Delegación Sindical Demócrata de la Normal de Tenería, el Centro de Derechos Humanos “Zeferino Ladrillero”, y el Movimiento Reconstrucción Sindical, dirigidos a los medios de comunicación y organizaciones sociales.

Estudiantes de Tenería se manifestaron en la caseta de cobro de la Autopista México-Toluca

En esos comunicados responsabilizan al secretario General de Gobierno, Alejandro Ozuna, de negarse al diálogo con los estudiantes; y al director general de los Servicios Educativos Integrados al Estado de México (SEIEM), Gerardo Monroy Serrano, de impedir el acceso a los normalistas el pasado 3 de octubre a las instalaciones del SEIEM y de  haber utilizado a la Policía Estatal y cuerpos antimotines para impedir dicha reunión.  

Los normalistas insisten en desmentir la versión de las autoridades  sobre la detención de su compañero César Álvarez, quien fue herido de bala. La versión oficial es que, él junto con otros seis compañeros lesionaron a otro estudiante de nombre  José Miguel “N” en agosto del año pasado durante una novatada. Como consecuencia de esa agresión, se le tuvo que extirpar el bazo y el apéndice.

Afirmaron que el 7 de octubre se manifestaban pacíficamente cuando fueron agredidos por cuerpos policíacos con armas de fuego. En el ataque varios estudiantes resultaron lesionados y César Álvarez fue detenido, y llevado a un hospital para recibir atención médica. Sin embargo, al darparte de los hechos ante el Ministerio Público se encontró que tenía antecedentes penales por las lesiones que provocó a José Miguel “N” en 2018. 

El pasado 7 de octubre se llevó a cabo la audiencia de formulación de imputación por cumplimiento de la orden de aprehensión contra Álvarez Castillo. Como medidas cautelares, el juez determinó la presentación periódica del normalista, así como la prohibición de acercarse a la víctima y de salir del país. 

Como protesta, los normalistas dieron paso libre a los vehículos en la México-Toluca

Para profundizar sobre el tema, los normalistas  que han sido acusados por el presidente de la Cámara Nacional de Autotransporte de Pasaje y Turismo en la entidad, Odilón López Nava, del secuestro de más de 90 autobuses, principalmente de Flecha Roja, convocaron a una conferencia de prensa para dar a conocer su versión.

El equipo de AD Noticias estuvo allí y esto fue lo constató:

A lo largo de la carretera  Tenancingo-Chalma, que conduce a las instalaciones de la Normal de Tenería, decenas de jóvenes bloqueaban con troncos, llantas, piedras y tambos uno de los sentidos de la vialidad.

Los estudiantes de Tenería bloquaron la carretera Tenancingo-Chalma

 Los representantes de los medios de comunicación comenzaron a llegar poco a poco a la conferencia a la que habían sido convocados.

Dos jóvenes se acercaron sin presentarse. Dijeron que la entrada sería por un acceso alterno, ya que el principal estaba bloqueado. 

Los normalistas,  con palos en mano,  platicaban y reían entre ellos; miran con desconfianza a los reporteros; ni la fotos ni los videos están permitidos. 

Minutos después llega un camión de la empresa Flecha Roja con más integrantes de la prensa.

Eran aproximadamente las 13:45 horas de este 8 de octubre.

Los estudiantes de Tenería convocaron a conferencia de prensa para dar su versión.

A los que llegaron con sus vehículos se les pidió estacionarlos  a un lado de la carretera y les indicaron que subieran a otro de los autobuses que mantienen secuestrados-aunque ellos lo niegan- para llegar al “otro” acceso de la Normal.

El recorrido duró alrededor de media hora, tiempo en el que se vivió un ambiente de tensión; el punto de reunión no era claro y finalmente el autobús retornó al punto de partida  porque “no pasa el camión por la terracería”. 

Aparentemente, el recorrido con los reporteros sirvió  para darles tiempo de  sacar de la escuela al menos una veintena de camiones. De cualquier forma fue posible observar decenas de unidades dentro de las instalaciones de la Normal.

Finalmente, en la conferencia de prensa participaron tres jóvenes estudiantes quienes se negaron a dar su nombre; hablaron de su compañero, César Ageo Álvarez Castillo. Denunciaron que fue agredido por policías estatales.

A pesar de argumentar que no tenían unidades secuestradas AD Noticias logró captar algunos autobuses resguardados

Los normalistas narraron los hechos, “se iba por personas de una comunidad -en San José Villa de Allende- para que vinieran a presenciar un evento sociocultural que se tenía programado ayer –lunes-. Sin embargo al ir por estas personas llegan patrullas y empiezan a disparar a los autobuses, bajan a los compañero y los comienzan a golpear”.

Su principal indignación fue que lo retuvieran casi un día entero a pesar de estar herido,  pero aclararon que se encuentra bien: “el compañero efectivamente, ya está con nosotros, pero lo que causa molestia es que todavía tenía la bala dentro del brazo”.

Estudiantes de la Normal de Tenería denunciaron que han sido objeto de agresiones por parte del gobierno

Los jóvenes se quejaron además de la forma en la que fueron recibidos en el SEIEM al que acudieron el jueves pasado,  según ellos para buscar un diálogo con las autoridades, y fueron recibidos por alrededor de 300 elementos de la Secretaría de Seguridad del Estado de México.

Dicen que ahora buscan una audiencia de carácter resolutivo, “tenemos nuestras formas de manifestarnos, no se nos ha respetado” “alto al hostigamiento”.

Al final de la conferencia se les pidió a fotógrafos y camarógrafos que apagaran sus cámaras; a los reporteros se les pidió volver a abordar el autobús de Flecha Roja que los había llevado.

 Un grupo de mujeres platicaban cerca de la Normal. Al preguntarles su opinión sobre el secuestro de unidades y choferes respondieron entre risas, “ellos quieren ser secuestrados” “les gusta”, dicen además que los tratan bien, afirmaron.

Para trasladarse a la caseta de cobro de la México-Toluca, los normalistas utilizaron varios autobuses

Más tarde, cuando tomaron la caseta de cobro de la México-Toluca, los normalistas pidieron un alto al hostigamiento de algunos medios de comunicación y señalaron particularmente las declaraciones que ha hecho en su contra el representante de la Canapat, Odilón López Nava, quien los acusa de delincuencia organizada.