Ícono del sitio AD Noticias

Retira alcalde a la policía a pesar del alto índice delictivo

En tanto el alcalde José Medina Cabrera retiró la seguridad pública en la zona denominada Lomas de San Isidro, el número de asaltos a mano armada incrementó en los límites con la carretera federal México-Texcoco y México-Puebla, sin que la autoridad haga algo para evitar el delito.

De acuerdo con la agencia MVT, bajo el puente peatonal de la zona de bancos, en el centro del municipio, se ha detectado una banda de delincuentes que cometen el asalto a cualquier hora del día y pese a que hay uniformados cercanos no hacen nada por evitar el ilícito.

De igual forma sobre la carretera federal México-Puebla, a la altura de la parada del microbús y camión El Tubo Azul, se cometen un sinfín de robos contra alumnos del Tecnológico de Estudios del Oriente del Estado de México (TESOEM) y a unos metros más adelante también asaltan a los alumnos de una Preparatoria.

En ocasiones hay patrullas del ayuntamiento resguardando esa zona, pero en cuento se van los maleantes siguen con sus fechorías, siendo los más afectados los alumnos al verse impotentes para defenderse cuando los ladrones los amenazan con armas de fuego o punzocortante.

En esos tres sitios mencionados cada día es lo mismo sin que el gobierno local haga algo para frenar la delincuencia que aumenta en esta zona que carece de vigilancia por parte del Gobierno local.

Aunado a esta situación se registra el asalto al transporte de pasajeros que circula sobre la carretera federal a consecuencia que el argumento de la administración local es tramo estatal y no les compete.

Salir de la versión móvil