Skip to content Skip to footer

Robo de aguacate deja pérdidas millonarias a productores de Tenancingo

Actualmente, mil personas se dedican a la producción de aguacate y en su mayoría han sido víctimas de este delito

Las huertas de aguacate en Tenancingo se convirtieron en una mina de dinero para el crimen organizado, pues cuando los agricultores se niegan a pagar el “derecho de piso” son víctimas de robo.

El productor Arturo Herrera ha sido víctima en tres ocasiones de hurto de aguacate, lo que representó una pérdida económica de 80 mil pesos.

No te pierdas: El conflicto del aguacate en México

“Si te roban en tu huerta y les caes a 10 metros de tu huerta o a 100 metros de la carretera, ya no puedes decir nada porque ya no te consta que lo cortaron de tu huerta aunque de ahí sea”.

De acuerdo con los afectados, quienes roban el aguacate llegan con camionetas a la huerta, colocan el producto en costales y se dan a la fuga.

La vez que yo les caí a esas personas ya me habían robado. Yo pensé que eran para comer pero eran muchos. Entonces se me ocurrió ir entre una y dos de la mañana y había varios bultos tirados y se los llevan en sus camionetas porque entran hasta el terreno”.

Autoridades liberan a detenidos por robo de aguacate

Si bien existen varias carpetas de investigación por este delito, solo se ha detenido a un grupo de 11 personas oriundos de la zona sur del Edomex; sin embargo, quedaron en libertad después de horas.

“Las autoridades te exhortan a denunciar; vas, lo haces y si se puede agarran a los que hurtan el producto. La carpeta ya está ahí, pero el juez nunca te llama, pasan dos o tres años, no sé cómo se arreglen con las autoridades”.

Arturo señala que por persona los delincuentes llegan a pagar más 10 mil pesos para poder salir, mientras que a ellos nunca se les hace la reparación del daño.

“Nunca recibí nada ni la atención de decirme: ‘mira ya están detenidos arréglate con ellos u otorgarles la disculpa’; pero nuca se ha dado el caso que nos paguen o se queden los detenidos en la cárcel”.

Actualmente, en Tenancingo mil personas se dedican a la producción de aguacate y en su mayoría han sido víctimas de robo, perdiendo prácticamente todo un año de cosecha.