Se dice que

Cada vez más, parece posible que por primera vez en México se juzgue y encarcele por actos de corrupción a uno de sus ex presidentes, quizá el año que viene. Lo único que falta saber es si será antes Felipe Calderón o Enrique Peña. Sobre ambos abundan señalamientos y evidencias que les incriminan. El calderonismo y el peñismo están moralmente acabados. Que el pueblo vea a cualquiera de los dos en prisión elevaría la popularidad de la 4T a niveles insospechados. Es una pena ver cómo terminó su carrera el segundo presidente hecho en el Estado de México, no llegó ni a las suelas de los zapatos de Adolfo López Mateos.

*

Donde natura non da, Salamanca non presta. Después de las elecciones muchos candidatos del Partido Verde se llamarán estafados. Su diseño estratégico para el proceso concurrente en el Estado de México es para conservar el registro, no para ganar diputaciones o gobiernos municipales. El Verde no es, nunca lo ha sido, una opción ganadora. Es una lástima por esos bien intencionados que le prestarán el nombre para cosechar votos. Sorprendente la falta de escrúpulos de algunos de sus dirigentes, solo comparable a la pobreza de su talento.

*

La senadora Martha Guerrero es como una aguja en un pajar… imperceptible. Afortunada al lograr su escaño ante la separación de la titular Delfina Gómez, ha pasado el tiempo en una interminable celebración, su trabajo es insulso. Nadie fuera de su círculo de amistades sabe en el Estado de México quién es ella, es literalmente una desconocida, una senadora anónima. MORENA agravia a los electores con ese tipo de representantes.

*

Raymundo Martínez es hiperactivo. Desayuna, come y cena activismo electoral, no hay momento del día desde que se separó de la Secretaría de Movilidad en que no esté haciendo política y labrando camino a la alcaldía de Toluca que es su sueño, quizá obsesivo. Será el candidato del PRI, está prácticamente acordado. Lo escépticos debería empezar a creer un poco más en él, no hay encuesta en la que no aparezca bien posicionado, en muchas por arriba del PAN y muy cerca de MORENA. Parecería increíble, pero así es.

*

Quizá uno de los 125 alcaldes con los peores resultados es el de Zinacantepec, Gerardo Nava Sánchez. No da una en la gestión de gobierno y la calidad de vida en el municipio se ha deteriorado terriblemente los últimos dos años. Es incompetente, ignorante y corrupto. Lo peor de lo peor que trajo MORENA al valle de Toluca. Todavía así, el sinvergüenza busca afanosamente la reelección. Cínicos hay en todos lados.