Skip to content Skip to footer

Se Dice Que…

Se Dice Que…

Por poco y Eruviel carga hasta con el perico en su viaje de dos días a Illinois. Se llevó al presidente del Tribunal Superior de Justicia y al Presidente de la Junta de Coordinación Política de la Legislatura Local, a la secretaria de Turismo, al secretario de Desarrollo Urbano, al rector de la UAEM y a la presidenta estatal del DIF que es su hija mayor. No fueron todos, también viajaron con el su jefe de seguridad, fotógrafo, reportero, secretario particular y otros mas. Bueno, acarreo hasta con la Sinfónica del Estado de México que integran más de 30 músicos encabezado por Enrique Batiz. Hay quien cree que llevó Eruviel más gente a Chicago que la traerá Obama a Toluca.

*

Lo menos que debe que hacer Eruviel a su regreso, es informar a detalle cuanto costó el viajecito, si él y sus acompañantes volaron por un línea aérea comercial o rentaron algún vuelo privado, en qué hoteles se hospedaron y cuánto pagaron, y cual fuel el gasto en alimentos y traslados. Después tendría que decir que fue lo que ganó el Estado de México, o sí solo fue un paseo para asistir a una obra de teatro e inaugurar una oficinas.

*

En el PRI deberían tomar con toda seriedad las declaradas intenciones de competir por la candidatura a la alcaldía de Toluca del diputado federal de origen otomí, el profesor Fernando Zamora. Su reciente informe de labores fue la ocasión perfecta para dejar claro el mensaje de que aspira al gobierno de la capital. Su evento fue en grande, le invirtió buen dinero en llevar a mas de 5 mil personas y demostró que tiene poder de convocatoria. Se notaron dos ausencias, la del presidente de su partido, Raúl Domínguez y del responsable del programa de regionalización y posiblemente su competidor, Raymundo Martínez.

*

La próxima visita de Obama y Harper a Toluca no tiene ninguna trascendencia para la gente que allí vive, ni para el Estado de México. No será más que una anécdota de la ciudad. Es molesto y hasta indignante ese exceso de cortesía de las autoridades. Están pasando por encima de los derechos de los ciudadanos locales cerrando calles, espacios públicos y privados para atender a sus distinguidos visitantes que poco o nada de Toluca y difícilmente les importa.