Skip to content Skip to footer

Se Dice Que…

Se Dice Que…

Toluca es territorio gringo. El imperio ha hecho de la capital del chorizo otro Guantánamo. El Servicio Secreto manda, nadie se le resiste, menos se le opone. Con mansedumbre casi genuflexa, las autoridades locales cumplen todas sus órdenes, caprichos. El gobierno del país más poderoso del mundo pone su bota sobre los pobres toluqueños impidiéndoles el libre tránsito, usar sus espacios públicos, abrir sus negocios, ir a la escuela, trabajar, acudir al médico. Son fregaderas. Pero qué culpan tienen Obama y su gente, hacen lo que pueden… lo que les permiten hacer.

*

El precio que ha tenido que pagar la gente de Toluca por la anecdótica visita del primer presidente negro de Estados Unidos, es altísimo. Además del dinero, que sale de los bolsillos de los contribuyentes, no del presidente Peña, ni del de Eruviel y menos del de Martha Hilda, es la cancelación de libertades la que ofende, la que lastima. Es un abuso.

*

Sería inimaginable que Peña visitara Nueva York y que lo gringos le dieran el derecho de cerrar comercios, escuelas, parques. Eso jamás ocurriría, la sociedad reaccionaria de inmediato. Aquí, todos se quedan mascullando el coraje pero nadie hace ni dice nada. Toluca es de agachones, no hay duda.

*

Alejandro Balcazar fue efímero director de Turismo del Gobierno del Estado, pero lo despidieron al perderle la confianza por el poco transparente uso de los recursos públicos. Todos suponían que bajo tan grave estigma no volvería al servicio público, pero resulta que ese antecedente le valió gorro al ayuntamiento de Toluca y casi a título de premio lo convirtió recientemente en su director municipal de Turismo. Ahora si que dime con quien andas y te diré quien eres.

*

David López Gutiérrez, el hombre de la comunicación de Enrique Peña desde sus tiempos de candidato a la gubernatura, se perfile como el próximo candidato del PRI a la gubernatura de su estado natal, Sinaloa. David es un hombre de poder y sabe que otra oportunidad como la que hoy jamás se le presentará en su vida y, obvio, quiere aprovecharla. De concretarse, podría darse un hecho curioso, que el papá sea gobernador de Sinaloa y el hijo alcalde de Metepec. Así es la política.