Skip to content Skip to footer

Se Dice Que…

Se Dice Que…

Donde natura non da, Salamanca non presta. Parece que el gobernador ha encontrado su zona de confort comportándose como el “mini mi” del presidente, cunado bien le va; cuando no, del secretario de Hacienda. Eruviel se ha constituido, por voluntad propia y sin que nadie se lo haya pedido, en una especie de eco, sólo eso, de poder federal. No hay iniciativa, ni voluntad propia, le gusta bailar al son que le toquen. Es una pena. El anuncio de ayer de que no subirá impuesto ni creara otros hasta el fin de su mandato, es un triste refrito, una especie de copia china de lo que anunció hace días Luis Videgaray.

*

Spencer Tunik quiere fotografías a 3 mil mexiquenses encuerados en la pirámides de Teotihuacán. No sabe cuando, pero quiere. Será muy interesante saber si un gobierno dirigido por un conservador como Eruviel, le da las facilidades del caso o le niega los permisos a ese “perturbador de la moral pública”.

*

Isis Ávila, la discreta y trabajadora hija mayor del gobernador es quizá la única que podría salvarlo del grupúsculo de oportunistas que lo tiene cercado que con información distorsionada hacen que vaya de tumbo en tumbo. Solo ella podría abrirle los ojos a Eruviel sobre el daño que causan a su administración y al Estado de México los miembros de ese perverso grupo de interés que se están enriqueciendo a manos llenas.

*

La información real y fidedigna sobre el diagnóstico electoral para 2015 es francamente de alarma para el PRI. La prospectiva más profesional advierte que si gana 35 ayuntamientos, será mucho. Los votantes están enojados por la inseguridad, el desempleo y la carestía y es muy posible que castiguen al PRI votando en contra. Algo tiene que hacer con urgencia el tricolor, un buen inició sería sacarlos del marasmo y cambiar a su presidente de bostezo.

*

Los hijos mayores de Arturo Montiel, particularmente Arturo Jr., parece están otra vez en aprietos, y muy graves por cierto. La investigación que hace la PGR sobre las actividades y relaciones del empresario saqueador de Pemex Javier Rodríguez Borgio, accionista principal de Grupo Gasolinero Mexicano, coloca en aprietos a uno de sus principales socios, Arturo Montiel Yañez.