Se Dice Que…

El festival de rock pesado “Hell & Heaven” (Cielo e Infierno), patrocinado por la cerveza Corona, será en algún terreno del DF, no en Texcoco. El gobierno perredista más grande del país termino por tender la mano a sus compañeros de partido texcocanos. Eruviel se salió con la suya, tuvo su victoria, pírrica por cierto. Nadie hasta hoy tiene un explicación lógica, precisa y convincente de por qué Eruviel uso todo su poder para contra un festival popular que reuniría a 80 mil jóvenes, sería verdaderamente bochornoso que sea, como algunos aseguran, por simple mojigatería religiosa.

*

Entre el procurador de Justicia y la secretaria de Seguridad Ciudadana, no se hace uno. El desempeño de Miguel Contreras como el de Roció Alonso, es patético, abominable. Ella no puede evitar que se cometan delitos, ni él castigarlos. Tal para cual. En límite de su eficacia es, sin duda su capacidad. Les han dado todo, recursos a mano llenas, libertad y apoyo político, pero nada más no pueden. Ambos deberían renunciar, sino Eruviel tendría que echarlos, mientras más tarde, habrá más muertos, más delitos y más impunidad.

*

Corren una serie de historias sobre trafico de influencia, nepotismo y compadrazgos en la Procuraduría de Justicia. Un grupo que se presenta o reconoce como cercano al procurador, ha tomado bajo control y goce casi todas las posiciones de mando. Son decenas de ejemplos con lo que se podría documentar de cómo la esposa del amigo, la cuñada del compadre, la comadre, el primo y el ex compañero, han escalado en la jerarquía sin otro mérito que sus buenas relaciones de afecto con quien manda.

*

Igual de delicadas o más, son las historias de corrupción y enriquecimiento que se cuentan alrededor de personajes muy cercanos al gobernador. Su voracidad, señalan voces del área de Finanzas, es enfermiza. El saqueo de hoy hace que el pillaje del montielismo se vea como un juego de niños. ¿Será?