Skip to content Skip to footer

Se Dice Que…

Se Dice Que…

Eruviel no le está ayudando a Peña. Su estado está hecho un desastre. La propaganda oficialista podrá engañar a muchos, pero no al presidente de la república. Las cosas están muy mal, principalmente en materia de seguridad pública, en la tierra natal del hombre que hoy gobierna a México. El tiempo se le está agotando casi al mismo ritmo que se acumulan razones para que lo quiten. Está en la tablita.

*

El vocero de seguridad del gobierno es como esos extraños botones de los controles remotos, nadie sabe para que sirven. Y si no, que le pregunten al procurador Miguel Ángel Contreras y a la secretaria de Seguridad, Rocío Alonso, quienes decidieron hacer a un lado a Indalecio Ríos, el cuate del gobernador, y volver a dar la cara directamente a los medios de comunicación. Es claro que de poco o nada sirvió la ocurrencia de esa de la vocería.

*

De pena ajena el papelón de los diputados Pepes, Manzur y Rangel, quienes ocuparon todas las primeras planas de los diarios nacionales y destacados espacios en los noticiarios de radio y televisión, no por su brillante oratoria, ni sus iniciativas en sentido social, mucho menos por sus brillantes aportaciones a la legislación mexicana, sino por actuar como trogloditas en San Lázaro. De Pepe Rangel no se podía espera otra cosas, pero de Manzur llamó la atención tan errático comportamiento, más cuando todos saben que sueña y trabaja para buscar la candidatura a gobernador.

*

De acuerdo a encuestas recientemente levantadas en Nezahualcóyotl, todo está dispuesto para que el PRD pierda el próximo año el principal municipio que gobierna. El índice de reprobación ciudadana de la actual administración es altísimo, casi del 70 por ciento, a pesar de escandaloso clientelismo del ayuntamiento en funciones que tiene como principal política pública la de repartir dádivas entre la gente, particularmente la más ignorante y mas necesitada.