Skip to content Skip to footer

Se Dice Que…

Se Dice Que…

Escenas como la de este martes en Jilotzingo se han repetido una y otra vez durante los últimos tres años. Son tantos los brotes de insurrección social, por aquí y por allá, que ya se perdió la cuenta. La gente esta harta… hasta la madre de sus autoridades que no sirven para nada. Estamos jodidos, desgobierno estatal y mal gobierno municipal.

*

En el presupuesto de egresos 2014, autorizado por la Legislatura local, estaba programado el bono a profesores por el “Día del Maestro”. La intentona de cancelarlo no solo fue un abuso, sino una franca violación a ley. No está claro quien es el responsable de tan lamentable dislate, si el secretario de Educación, Raymundo Martínez, o el de Finanzas, Erasto Martínez. Sea Chana o Juana, entre Martínez te veas.

*

Una explicación a tan ruin acción contra el magisterio, es aquella que advierte que alguien se quiso pasar de vivo con el dinero, casi 600 millones de pesos que se tenía reservados para el bono, poniéndolos a trabajar en las llamadas mesas de dinero en los bancos, es decir depósitos a corto plazo que generan buenos intereses. Por 600 millones de pesos en 15 días pudieron ganar más de 2 millones. Alguien en Finanzas quiso hacer negocio “jineteando la lana”.

*

Eruviel ha enviado a la Legislatura local su justificación de gasto 2013 llamada Cuenta Pública. Mamotretos de miles de hojas con los reportes de su verdad de dónde, cómo, cuándo y en qué se chutó mas o menos 195 mil 400 millones de pesos que tuvo a su entera disposición. Francamente no hay esperanza de que los diputados le encuentren nada, no porque no haya, sino por que no le van a buscar. Según la verdad oficial que vemos año con año, aquí nadie, ninguno de los ínclitos funcionarios toma lo que no es suyo, nadie se roba un peso, todo lo que tiene es bien ganado. La simulación total.