Skip to content Skip to footer

Se dice que

El diputado Omar Ortega quiere entrar al juego de la sucesión en la gubernatura como el precandidato del PRD. Ese es el fondo en la disputa legal y política con el ratificado presidente estatal del PRD, Cristian Campuzano

Del Mazo iniciará en una decena de días su quinto año de gobierno, pero no es tema de la conversación social. La gente está ocupada en otras cosas más importantes que en su valoración. Entre las élites sí es materia para tejer plática, especulativa más que analítica o reflexiva. Se han ido los primeros 4 años de los 6 de su mandato y la lista de pendientes es enorme, es más lo pendiente que lo logrado. El que está por empezar tendría que ser su mejor año, ojalá por bien de la gente que así sea, y de ello dependerá que el PRI tenga oportunidad de mantenerse en el poder y de que el propio Del Mazo salve su futuro político.

*

La red de contactos y complicidades en el sistema judicial construida durante el peñato entre Alberto Bazbaz, Humberto Castillejos y Alberto Elías Beltrán, conocida entre los hombres de leyes como “El Cártel de los Betos”, mantiene ramificaciones en el Estado de México. Su influencia en la Secretaría de Justicia, la Fiscalía General, el Consejo de la Judicatura y la Comisión de Derechos Humanos es ostensible. Es la mano, que hoy todavía, mece la cuna. ¿En serio?

*

Las posibilidades de que el gobernador Alfredo del Mazo sea candidato del PRI a la presidencia de la república son reales, no solo eso, conforme se acerca 2024, crecen. En todas las encuestas serias aparece como una alternativa con un grado de reconocimiento nacional medio. Él y Miguel Angel Osorio Chong son los más aventajados. Del Mazo supera casi 2 a 1 a Enrique de la Madrid que es de los priistas más activos, casi en precampaña. Aquellos que ni apostaban por el gobernador mexiquense quizá se arrepientan ahora.

*

El diputado Omar Ortega quiere entrar al juego de la sucesión en la gubernatura como el precandidato del PRD. Ese es el fondo en la disputa legal y política con el ratificado presidente estatal del PRD, Cristian Campuzano. Ortega no es ningún tonto, entiende bien que la ficha más valiosa de negociación que tiene su partido en el futuro inmediato es la candidatura a gobernador que podría ceder al PRI o al PAN, a quien dé más. La puja está por comenzar.

*

Los gobiernos municipales, no todos, pero sí la mayoría, son un verdadero desastre. Las siguientes administraciones recibirán una herencia envenenada producto de la quiebra técnica, desorden administrativo y financiero, pero sobre todo por el saqueo impune de los que se van. El asunto es muy grave y requiere la intervención inmediata de las autoridades competentes. La bomba de tiempo está activada.