Skip to content Skip to footer

Se dice que

El senador Eruviel Ávila y su grupo mantienen vivo el proyecto político que tiene como propósito influir en la sucesión en la gubernatura y reinstalar a un buen número de los suyos en el servicio público

Ahora que en la conversación pública nacional se ha colocado a revisión el papel de la comunidad científica burocratizada y cooptada políticamente, valdría la pena reflexionar sobre el uso y destino de los 2 mil millones de pesos de recursos públicos  —o más— que se han transferido durante los últimos 10 años al Consejo Mexiquense de Ciencia y Tecnología (COMECyT), que antes dirigió el hermano de Adela Micha —entre otros— y hoy lo hace de manera muy discreta el Doctor en Políticas Públicas, Jorge Almaraz. 

*

Seguramente fue muy vergonzoso el proceso administrativo al que tuvo que sujetarse a uno de los rectores de la UAEMex para obligarlo a devolver la camioneta que indebidamente se llevó cuando terminó su administración. El expediente se había manejado con mucha discreción, pero alguien ha hecho la diablura de hacerlo público. ¿Saben de quién se trata? 

*

El senador Eruviel Ávila y su grupo mantienen vivo el proyecto político que tiene como propósito influir en la sucesión en la gubernatura y reinstalar a un buen número de los suyos en el servicio público y la representación popular. Perdieron espacios y quieren recuperarlos, dicho en cristiano. Hábiles operadores, porque lo son, juegan 4 pistas, la del PAN, MC, Morena y la del PRI, pero como última opción. 

*

Se equivocan quienes creen que los mexiquenses Xóchitl Zagal, Daniel Serrano y Armando Navarrete, entre otros muchos liderazgos regionales, se quedarán cruzados de brazos ante los intentos del GAP de hacerse del control total de Morena. La confrontación será directa, son dos visiones políticas distintas. El Consejo Nacional será la arena. 

*

El regreso de Alejandro Fernández a la administración pública estatal luego de su dolorosa derrota como candidato a diputado federal estaría motivado más por el afecto personal que le tiene el gobernador Alfredo del Mazo, que en una compensación política o necesidad técnica. Es posible que con generosidad le reinstalen en el gabinete, pero no en Educación, como se rumorea.