Skip to content Skip to footer
escuelasparticulares

Se dice que

Con que poco pinole se ahogan en el Estado de México dirán aquellos que entienden la lógica y la dinámica del parlamentarismo

Le están cargando la mano al saliente alcalde de Tlalnepantla. Hacen leña del árbol caído, se regodean con su reciente derrota electoral. Raciel Pérez tendrá que aguantar vara, entiende que así son los ciclos. Se equivocan quienes lo dan por acabado, en política nadie está muerto hasta que, efectivamente, muere. No tardará mucho en volver.

*

Cierto, a Elías Rescala le falta experiencia, pero por lo que se ve, aprende pronto. El coordinador de los diputados priistas en la legislatura local entendió muy rápido los intríngulis del poder legislativo. Quizá empezó lento y titubeante, pero esta en ruta de consolidarse como el gozne con el Poder Ejecutivo para la construcción y mantenimiento de la gobernabilidad. 

*

Con que poco pinole se ahogan en el Estado de México dirán aquellos que entienden la lógica y la dinámica del parlamentarismo. Hicieron en escándalo con el zipizape ocurrido en la sesión de martes pasado. No pasa nada, fue apenas una insulsa escaramuza verbal entre adversarios políticos. Que ganas de distraer de las cuestiones realmente sustantivas.

*

El ánimo en el PRI está por los cielos. Los buenos resultados de junio pasado han engallado al priismo. Quién lo diría, unos meses antes nadie daba un cacahuate por ellos. El PRI sigue siendo fuerza electoral competitiva y parece que tiene un buen chance para el 2023. La moneda está en el aire.

*

El problema de la deuda pública no es el volumen, sino el borrascoso destino. Recurrir al crédito para financiar el desarrollo es válido, lo absurdo es pedir prestado para apalancar el gasto, como se ha hecho recurrentemente en el pasado. Los organismo financieros están felices, el Estado de México está convertido en un clientazo que pide mucho y paga responsablemente.