Skip to content Skip to footer

Se dice que

Calladitos, calladitos, pero los magistrados del Tribunal de Justicia Administrativa del Estado del Estado de México se despachan bien los recursos públicos

La sucesión en la Arquidiócesis de Toluca está en marcha. El propio arzobispo Francisco Javier Chavolla Ramos la inició en julio pasado —un mes después de cumplir 75 años—, al presentar su renuncia por razones de edad como lo ordena el derecho canónico. El tema está vivo en entre la clase sacerdotal. El arzobispo podría quedarse años, no hay un plazo específico para que se vaya, pero no son pocos los que le han escuchado de propia boca el deseo de pasar al retiro y descansar. El próximo 27 de diciembre cumplirá 18 años en la labor pastoral que le encomendó el Papa Juan Pablo II, tiempo para el balance y, como se entiende, para dar un paso de lado.

*

La ceremonia de toma de protesta de David Sánchez Isidoro como alcalde electo de Coacalco sirve para lo mismo que las amígdalas: de nada. Fue un acto de prestidigitación política, una chapuza propagandística. La elección en ese municipio está en litigio y la única autoridad que puede resolverla es el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, que por cierto lo hará en estos días. Esos ardides no son legales ni democráticos, solo confunden. Mal que el gobernador se haya prestado al juego enviando a un representante y que la presidenta del PRI simulara solemnidad. Todavía peor ese silencio sospechoso de Morena que decidió tragarse el entuerto contribuyendo con eso a la confusión de los ciudadanos.

*

Se equivocan quienes consideran a Ernesto Nemer como un aspirante menor a la gubernatura. Es uno de los aspirantes priístas más competitivos, aunque a algunos de sus compañeros en el gobierno no guste. Nemer entiende que su única oportunidad está en entregar buenas resultados a su jefe, el gobernador, y en eso esta empeñado. Es un secretario General de Gobierno acotado por el grupo compacto que opera en el Poder Ejecutivo, pero tiene capital suficiente para competir. No lo den por muerto.

*

Calladitos, calladitos, pero los magistrados del Tribunal de Justicia Administrativa del Estado del Estado de México se despachan bien los recursos públicos, casi tanto como en el Poder Judicial. De acuerdo con la información pública disponible, cada uno, empezando por su presidenta, cobrarán en diciembre más de medio millón de pesos entre salarios —138 mil pesos promedio—, aguinaldo, prima vacacional y bono. Ojalá su trabajo valga lo que cobran, porque muy pocos mexiquenses —que les pagan con sus contribuciones— saben realmente qué hacen y cómo lo hacen.

*

La Cuarta Temporada del Conversatorio AD clausura este miércoles con la presidenta municipal de Texcoco, Sandra Luz Falcón, una de las mejor evaluadas en el Estado de México. Como siempre será en vivo y con participación abierta. Miércoles 6 de la tarde en punto.