Skip to content Skip to footer

Se dice que

El exgobernador Cesar Camacho tomó la generosa decisión de regalar toda la cosecha de su vino Hilo Negro

Así, como para tapar la boca a quienes han hecho un mal juicio sobre él, Juan Rodolfo tomó la decisión de devolver a la tesorería municipal casi 5 millones de pesos que cobró vía cheque por salario durante su malograda administración. No solo eso, escribió de puño y letra una carta donde ofrece disculpas y pide perdón a los toluqueños por el daño causado y anuncia su retiro voluntario de la política. “Fui más feliz cuando era pobre”, dice en su oficio de donación de rancho, cidras de caballos, aserraderos, mueblerías, desarrollos inmobiliarios y cuanto bien posee producto de su paso por el servicio público. ¡De no creerse!

*

Pero si la construcción de Juan ha dejado a todos con el ojo cuadrado, qué decir del mensaje envido desde España por el exgobernador y expresidente Peña Nieto, quien se declaró listo y dispuesto a contar todo de cómo lo convenció Juan Armando Hinojosa de aceptar la “Casa Blanca”, de dar todo los pormenores sobre los sobornos de Odebrecht y revelar el paradero de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa. Siempre supimos que en el fondo Enrique era un hombre muy bueno y la culpa terminaría por vencerlo. Todo termina siempre por tomar su lugar.

*

Edgar Gómez Monge, el polémico secretario de Salud en el gobierno de Eruviel Ávila, dejó su extenuante periplo de fuga y decidió regresar… ¡lo que se llevó! Sin recibir mayor presión que la de su conciencia, el joven del que algún día se pensó brillaría en política, reintegró peso a peso todo el dinero saqueado durante su gestión. De tal dimensión es el volumen de reintegro que alcanzará para terminar la construcción de los 8 hospitales que dejó en obra negra, equiparlos y operarlos durante 10 años sin que al Estado cuesten un peso. Estos son tiempo en los que lo ciegos recuperan la vista y los jorobados se enderezan. ¡Alabado seas señor!

*

Higinio Martínez, como el hijo pródigo, busca su regreso al PRD o a MC. El senador no está dispuesto a entregar su capital a Morena que le ruega desde hace meses acepte la candidatura a gobernador, pero el muy digno ha dicho no. A él no le interesa el poder, ni el dinero que pudiera hacerse desde la gubernatura, lo único que realmente desea es rescatar a los patos del lago de Texcoco y quizá después, donar las tierrucas que compró allá donde sería el aeropuerto. Es un tipazo.

*

El exgobernador Cesar Camacho tomó la generosa decisión de regalar toda la cosecha de su vino Hilo Negro. Para ganarse una botella de tan espiritoso néctar solo deberá responderse una divertida trivia sobre la cantidad, marca, precio y fecha de compra de su impresionante colección de relojes.

*

¡Feliz Día de los Inocentes!