Ícono del sitio AD Noticias

Se dice que

se-dice-que

Está claro que la decisión de que Alejandra del Moral sea candidata del PRI a la gubernatura está tomada. La fase en curso es la de legitimación. En política nada es… hasta que es, por eso cabe la posibilidad de un cambio, pero es muy remota. El plan está en marcha. En todos los análisis de escenarios posibles, la hoy secretaria de Desarrollo Social resultaba como la más competitiva.

*

Más sabe el diablo por viejo que por diablo. Con casi un siglo en la gubernatura, hay que reconocer que los priístas si algo saben es cómo mantenerse en el poder. En esa lógica, es imposible que cedan la candidatura al PAN. El voto duro del PRI mexiquense —argumentan— no votaría por un panista, se iría antes con Morena o quizá con el Verde o MC. Ciertamente Enrique Vargas es uno de sus aliados estratégicos, no van a maltratarlo ni menospreciarlo, le darán su lugar con una oferta que no podrá resistir para no romper la alianza. El siguiente podría ser el primer gobierno de coalición en la historia del Estado de México.

*

El mayor desafío para el PRI en esta etapa será de mantenerse unido, evitar rupturas. La idea para conciliar será la del bien mayor. Si el PRI pierde en el Estado de México, se acaba. El interés por que conserve el poder no es solo de grupos locales, también de nacionales y hasta internacionales. Inclusión será la clave. Iriarte, Aguilar, Ana Lilia, Nemer, Cárdenas, entre otros muchos, son activos valiosos del PRI y el reto será retenerlos.

*

Quién lo diría, pero el papel del expresidente Peña será fundamental en el futuro inmediato de su partido, el PRI. Es quien puede mantener la unidad en su partido, conciliar a Alito Moreno con Alfredo Del Mazo —él puso a ambos—, llamar a todos los aspirantes a la calma y la disciplina, tranquilizar a los exgobernadores y a los capitales con grandes intereses económicos en la entidad. Hablar con los representantes de los intereses nacionales e internacionales, particularmente con los españoles. Sí, Peña será el factótum. Increíble, pero cierto.

*

El mayor mercado de consumo de la república mexicana está en el Estado de México con sus casi 17 millones de habitantes. El tema se ha mantenido fuera de la agenda pública, pero por supuesto que los efectos económicos de la guerra Rusia-Ucrania son reales y se recienten. Los efectos están en la escalada de precios. Pandemia, crisis de suministros, inflación y guerra son un coctel que golpea duramente, aunque no se hable de ellos, a la segunda economía de México y 62 del mundo, la mexiquense.    

Salir de la versión móvil