Skip to content Skip to footer

Se dice que

Sí, le salió muy bien la jugada al gobernador Del Mazo y ahora es el quien controla por completo el tablero priista de la sucesión en el Estado de México

Quién lo diría, pero “Alito” Moreno ha encontrado en el PRI Estado de México un asidero para sostenerse en la dirigencia nacional del PRI.  La retórica de Eric Sevilla es la de un aliado y, obviamente, él no es dueño de sus palabras, sino su jefe político, el gobernador, a quien antes de abrir la boca pide permiso. Parece claro, que la ficha de cambio para zanjar diferencias fue la candidatura, Del Mazo será quien decida y nadie más.

*

Sí, le salió muy bien la jugada al gobernador Del Mazo y ahora es el quien controla por completo el tablero priista de la sucesión en el Estado de México. Él y la élite mexiquense decidirán si aceptan o no la alianza con el PAN y PRD, y sí optan por la afirmativa entonces ellos resolverán quién la encabeza. Las opciones son Alejandra o Enrique.

*

La cuota de género es lo único que falta por resolverse. Horacio y Delfina son las opciones morenistas. Movimiento Ciudadano impulsa a Juan Zepeda, pero guarda también un as femenino baja la manga. Verde y PRD con candidato propio son irrelevantes, necesariamente se sumarán a alguno de los grandes para sobrevivir.

*

Cuando en una batalla los muertos son solo de un bando y la cantidad de bajas abrumadora, es probable que se haya aplicado uso excesivo de la fuerza. Hay indicios suficientes para sospechar que en Texcaltitlán pudo suceder eso. La Fiscalía General de Justicia debe abrir a la transparencia el expediente y dar conocer todos los pormenores para limpiar de toda duda el proceder de sus elementos en una acción que generó las muerte de 11 personas, sin importar que hayan sido delincuentes. Los organismos de derechos humanos se han tardado en reaccionar. El antecedente de Tlatlaya, obliga.

*

Ernesto Nemer no merece ser maltratado como lo ha sido, al menos en las formas. Como secretario General de Gobierno fue leal y eficiente. No hay ruptura, aunque maliciosa y mal intencionadamente se pretenda sugerir por algunas voces que no le quieren bien. Dentro de los acuerdos con Alejandro Moreno, estaría el de incorporar lo más pronto posible a Nemer a una secretaría del Comité Ejecutivo Nacional, podría la de Organización. Vale mas Ernesto adentro que afuera.