Skip to content Skip to footer

Se dice que

se-dice-que

Se dice que

Sí, a quien mejor le va en las mediciones del Financiero es a la diputada Ana Lilia Herrera, cercana, al menos hasta 2018, a los intereses de Luis Videgaray

«El medio es el mensaje»
Marshall McLuhan

Para interpretar de una manera más acertada las encuestas del periódico El Financiero sobre las preferencias electoral en el Estado de México, habría que tener presente que durante el sexenio pasado fue rescatado de la quiebra por el peñismo con la inyección de un crédito extraordinario por 100 millones de dólares de la banca de desarrollo a su propietario, Manuel Arroyo. El operador fue nada menos que el entonces secretario de Hacienda, Luis Videgaray. Esa información no puede, ni debe omitirse, en la valoración de los trabajos que publica y continuará publicando.

*

Es interesante observar cómo El Financiero reacomoda en los resultados de su encuesta a los competidores del proceso, enviando a los últimos lugares al aspirante panista, Enrique Vargas, al mismo tiempo que ubica a la priista Ana Lilia Herrera en la punta, apenas por detrás de Delfina Gómez.

*

Sí, a quien mejor le va en las mediciones del Financiero es a la diputada Ana Lilia Herrera, cercana, al menos hasta 2018, a los intereses de Luis Videgaray. En sus números la perfila como la más competitiva la alianza, por encima de Alejandra del Moral y Enrique Vargas.

*

El cuadro metodológico de la encuesta es muy revelador: “Encuesta en el Estado de México realizada vía telefónica a 600 adultos del 13 a 16 de junio de 2022. Se hizo un muestreo probabilístico de teléfonos residenciales y celulares. Con un nivel confianza de 95%, el margen de error de las estimaciones es de +/- 4.0 por ciento”. Sería muy interesante saber las regiones seleccionadas.

*

Si la alianza PRI-PAN-PRD pudiera elegir a su adversario en Morena, indudablemente optaría en primer lugar por la maestra Delfina, a quien consideran la más débil por su candidez y falta de recursos para el debate y la oratoria. En segundo, tomaría a Higinio Martínez, con quien supone podría llegar a un arreglo, como lo ha hecho en el pasado y que le ha costado al senador que lo tilden de colaboracionista. El más difícil o complicado sería Horacio Duarte a quien ven como el más combativo.