Skip to content Skip to footer

Se dice que

Se dice que

Hoy cumplimos 31 años de bregar en el afán de mantenernos útiles al cambio. Nada nos hará declinar. A todos los que han participado del esfuerzo, nuestro reconocimiento. A los que ya no están, Antonio García Rojas y Antonio García Huicochea, un homenaje en el amor y la admiración. Gracias a los lectores y a los anunciantes, sin ellos seríamos nada. La nueva generación está lista y preparada, a ellos corresponderá continuar el legado y avanzar al siguiente nivel. ¡Salud!

*

¿Qué motivos podrían tener los custodios detenidos para asesinar a golpes a un preso recién llegado y simular su suicidio?  Esa pregunta lleva a pensar lógicamente en la existencia de un autor intelectual y en la venganza como posible móvil. Seguramente, alguien con mucho poder lo ordenó. Habría que ser muy mezquino para regatear mérito al avance ha logrado el Fiscal General, Alejandro Gómez, en las investigaciones sobre el intrincado caso Luis Miranda y las muertes alrededor. Pero no lo ha resuelto todavía, tiene que llegar al fondo de la verdad, mostrarla y procurar justicia a todas las víctimas, caiga quien caiga. Veremos. 

*

No se ha dicho aún, pero entre entre los custodios detenidos está nada menos que el Jefe de Vigilancia del centro penitenciario Santiaguito de Almoloya de Juárez, Raúl Castillo Robles, quien habría operado todo. Este es el personaje central de la historia, él habría estado a cargo de la operación para matar a Ricardo “N”, el presunto asesino del papá de Luis Miranda.

*

Castillo Robles es un carcelero con un largo historial de violencia y abusos contra la población interna en Santiaguito. Abundan las denuncias en su contra, pero misteriosamente siempre salió impune. No hay duda, claramente se trata de un viejo operador de las cloacas del sistema. La Comisión de Derechos Humanos del Estado de México debe tener en sus archivos varias quejas que, desafortunadamente, tampoco concluyó.

*  

Desde hace años, Efrén Rojas Dávila ha hecho tridente en sus actividades de operación electoral con dos personajes singulares, José Manzur e Isidro Pastor. Con ambos, su relación es sólida y va más allá de la empatía política, los negocios o la afinidad por los autos, son amigos y se profesan afecto. Es muy probable que ahora en MORENA, Efrén abra espacios a Pepe, quien quedó fuera al competirle la candidatura a gobernador a Alfredo Del Mazo. Pastor, desde la elección pasada, es outsider del Movimiento de Regeneración Nacional. En Atlacomulco ayudó a vencer al PRI y a cambio pudo colocar a algunos de sus más cercanos en el nuevo ayuntamiento. Mauricio, Efrén, Pastor y, posiblemente, hasta Manzur. ¡Vaya refuerzos!

*

Del plato a la boca se cae la sopa. Aquellos pésimos alcaldes y diputados de MORENA que ya se frotaban las manos creyendo tener asegurada la reelección nada más así porque sí, se llevarán un chasco pues primero tendrán que conseguir la aprobación del Consejo, después ganar la encuesta y, finalmente, conseguir en las urnas el voto mayoritario de los electores que estarán en oportunidad de calificar su desempeño.