Suben diésel y peaje a transportistas; toman las carreteras.

Toluca, Estado de México; 11 de abril de 2018. Transportistas de la Alianza Mexicana de Organizaciones de Transportistas AC (Amotac) de cuatro estados de la república han tomado las carreteras para protestar en contra de las alzas al combustible y el incremento del peaje, que suben hasta un 50% y que también afecta a los […]

Toluca, Estado de México; 11 de abril de 2018. Transportistas de la Alianza Mexicana de Organizaciones de Transportistas AC (Amotac) de cuatro estados de la república han tomado las carreteras para protestar en contra de las alzas al combustible y el incremento del peaje, que suben hasta un 50% y que también afecta a los precios de refacciones para sus unidades.

En los estados de México, Jalisco, Veracruz y Guerrero, cientos de transportistas se unieron respectivamente en sus demarcaciones para bloquear el bulevar Xalapa-Banderilla en Veracruz; los accesos a la Ciudad de México y las autopistas México-Toluca, México-Querétaro, México-Pirámides, México-Pachuca y la Vía Morelos.

En Jalisco, ocuparon por aproximadamente cuatro horas las casetas de Zapotlanejo, Tepatitlán y Arenal, además de permitir el paso libre a los conductores. Por su parte, en Guerrero estacionaron unidades en los bordes de la autopista del Sol y se manifestaron en la caseta de La Venta.

De todas las movilizaciones en los cuatro estados, la que partió de la ciudad de Toluca fue la más abundante, pues concentró 130 unidades tanto de la  entidad mexiquense como de Michoacán con dirección a la ciudad capital mexicana, quienes fueron limitados al paraje de La Marquesa luego de que las autoridades prohibieron su caravana al Senado.

Con denuncias que reflejan el crítico estado en el que se encuentran como prestadores de servicios, donde señalan que se encuentran “al borde del colapso” producto del aumento en insumos como el diésel, los transportistas recriminaron a los miembros de la Cámara Alta la intención de aprobar la Ley de Caminos y Puentes sin siquiera contemplar de antemano planes de financiamiento, pues ningún transportista tiene acceso a sistemas de crédito.

Además, la inseguridad a la que se enfrentan diariamente en sus trayectos fue otra de las denuncias que se escucharon por igual en las manifestaciones, donde señalaron que el robo de unidades ha aumentado un 87 por ciento, circunstancia por la cual exigen reforzar la vigilancia en caminos.