Toman ayuntamiento de Chapultepec, ante presión funcionarios renuncian

Habitantes del municipio de Chapultepec tomaron las oficias del ayuntamiento tras la negativa del alcalde, Carlos Gerardo Serrano, para solucionar el problema del suministro de agua potable, servicio que lleva suspendido desde hace 25 días y que fue la causa de la molestia de la población. La noche del sábado, unos 200 vecinos lograron reunirse […]

Habitantes del municipio de Chapultepec tomaron las oficias del ayuntamiento tras la negativa del alcalde, Carlos Gerardo Serrano, para solucionar el problema del suministro de agua potable, servicio que lleva suspendido desde hace 25 días y que fue la causa de la molestia de la población.

La noche del sábado, unos 200 vecinos lograron reunirse con el presidente municipal para tratar de solucionar el problema, pero en medio de la discusión el funcionario subió a sus oficinas y desapareció abandonando a los regidores y pobladores que se encontraban en la reunión.

Las demandas de la población se centraban en el restablecimiento del servicio, o de lo contrario dejarían de pagar sus recibos, de igual manera cumplir con el convenio previo hecho con la administración de no colocar medidores de agua, construir un nuevo poso y cambiar la bomba del actual que lleva averiada desde hace meses.

Ante la ausencia del alcalde, los funcionarios que se quedaron no pudieron resolver las demandas por lo cual decidieron firmar sus renuncias en presencia de los inconformes, el primero fue el secretario del Ayuntamiento, Alejandro Alfaro Castro; se le unieron  el primer síndico, José Luis Flores Muñoz, primer regidor, Arturo Becerril Flores, quinto regidor, Miguel Ángel Ayala Rodríguez, sexto regidor, Margarita Reyes Albarrán y noveno regidor, María de los Ángeles Alfaro Hernández, sin embargo sus cargos no son renunciables, para salir de la administración necesitan pedir licencia definitiva, por lo que sus renuncias fueron simbólicas, y argumentando que no eran capaces de solucionar los problemas del municipio.

Ese fue el motivo por el cual la mañana de este domingo los habitantes decidieron tomar las oficinas del ayuntamiento, aunque pasado el medio día los inconformes revelaron que entablaría una mesa de dialogo con gobierno estatal, pero no cederían en sus peticiones de restaurar el suministro de agua, así como la salida definitiva del presidente municipal, Carlos Gerardo Serrano y no tomar represalias contra los manifestantes.