Ícono del sitio AD Noticias

Un año después de la toma de la Comisión de Derechos Humanos

Un grupo de activistas realizó un mitin este viernes a las afueras del penal de Barrientos en el municipio de Tlalnepantla; protestaron contra el desalojo violento que sufrieron en las instalaciones de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (Codhem) de Ecatepec en septiembre de 2020. Desde entonces, las manifestantes acusan tortura y violencia cometida por policías de investigación de la Fiscalía General de Justicia local.

Lee: Edomex, la infancia reclutada por el crimen organizado

La noche del 10 de septiembre de 2020 un grupo de manifestantes tomó las instalaciones de la Codhem para exigir atención y acompañamiento a mujeres víctimas de violencia. Sin embargo, la Fiscalía acudió al lugar para llevar a cabo un desalojo violento y luego detuvo a varias personas.

De acuerdo con testigos, durante las detenciones las mujeres fueron víctimas de agresiones físicas y sexuales por parte de elementos de seguridad.

La ocupación de la sede de la Codhem en Ecatepec de Morelos tenía el objetivo de solicitar avances en las investigaciones relativas a la denuncia de violaciones de derechos humanos por parte de Sandra Pacheco, fiscal del Centro de Justicia para las Mujeres y Grisel Barrientos, directora del Instituto Municipal de la Mujer e Igualdad de Género, quienes eran señaladas como responsables de negligencia en casos de violencia contra niñas y niños.

Todas las autoridades se lavaron las manos

Después, colectivas feministas se manifestaron el 11 de septiembre en las oficinas del Ministerio Público de Atizapán de Zaragoza; exigieron la liberación de personas detenidas tras el desalojo forzoso de las instalaciones de la Codhem en Ecatepec.

Todas las autoridades se lavaron las manos, principalmente la CODHEM y la FGJEM, ya que al día de hoy no sabemos quienes fueron las y los responsables que ordenaron el violento desalojo y fallido operativo en Ecatepec y Atizapán”, expuso una integrante del colectivo Manada Periferia durante el mitin.

Las personas afectadas exigieron “que se ejerza acción penal sobre los responsables de las graves violaciones cometidas durante el operativo del 10 y 11 de septiembre”, y “que se responsabilice a quien dio la orden”.

No te pierdas: Deserción y violencia familiar, algunos de los golpes de la pandemia a niños y jóvenes

Fiscalía se niega a investigar

Este viernes también se llevaría a cabo la audiencia de oficialía de partes correspondiente a una denuncia interpuesta por Celso, quien fue detenido y golpeado durante el desalojo. El joven denuncia a las autoridades por cometer tortura en su contra. Sin embargo, el ministerio público no asistió a la audiencia, por lo que se pospuso para el día 17 de septiembre.

“Hemos iniciado un proceso de denuncia que la misma Fiscalía lo encuadra como abuso de autoridad, lo que para mí es un eufemismo, cuando claramente fui torturado y se me fabricaron delitos. La Fiscalía se ha negado a investigar y ha hecho todo para encubrir a los culpables”, dijo Celso, quien acudió en auxilio de su pareja cuando era desalojada de las instalaciones de la Codhem junto a otras defensoras de derechos humanos.

“También le solicitamos al juez de control que le pida a la Fiscalía cumplir con sus funciones, ya que el MP se niega a solicitar ciertas líneas que nosotros le solicitamos. El MP está actuando como defensa de los policías acusados”, añadió.


Detenciones arbitrarias

El informe de Amnistía Internacional (AI) “México: La ira de las mujeres. Estigma y violencia contra mujeres que protestan” documentó que el 10 de septiembre de 2020, personal de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México desalojó con uso excesivo de la fuerza a las mujeres que ocupaban la sede de la Codhem en Ecatepec. Asimismo, personal de la Fiscalía las detuvo sin que mediara orden judicial y las trasladó en camionetas sin identificación oficial.

Te puede interesar: A pesar de los ataques, feministas en pie de lucha por el aborto legal

El traslado se realizó durante la madrugada y al aire libre en la parte de atrás de vehículos tipo pickup. Las mujeres manifestantes fueron trasladadas junto con varios niños y niñas en estas mismas condiciones, sin que se tomarán medidas adecuadas para garantizar el interés superior de la niñez.

Durante la manifestación en Atizapán de Zaragoza, realizada el 11 de septiembre para exigir la liberación de las mujeres detenidas que ocupaban la CODHEM, “personal de la Fiscalía hizo uso innecesario y arbitrario de la fuerza contra las personas que se manifestaban, arrojándoles objetos pesados para disgregarlas y persiguiéndolas aun cuando ya se habían dispersado”, estableció AI.

Salir de la versión móvil