Skip to content Skip to footer

Urgen maestros en escuela de Toluca

Con la consigna “Exigimos maestros y educación de calidad”, la sociedad de padres de familia de la escuela primaria Arturo Montiel Rojas, en Los Sauces, se dieron cita a la las afueras del plantel para exigir a la Secretaría de Educación una plantilla completa de profesores de base.

Desde el pasado 24 de agosto, que formalmente dio inicio el ciclo escolar 2015-2016, los padres de al menos 100 estudiantes de la mencionada escuela, denunciaron ante la Dirección de Educación Básica de la SEP en el Estado del Estado de México, que tres grupos, con  40 niños cada uno, se encontraban sin haber iniciado el curso, consecuencia de la falta de profesores en 1º, 2º y 3º grado.

De acuerdo con los padres de familia, la solicitud estuvo dirigida a Luis Ángel Jiménez Huerta, director de educación básica; sin que hasta el lunes 31 de agosto obtuvieran respuesta, pese a que se les había prometido asignar a los profesores faltantes el viernes 28.

Frente a la omisión de las autoridades educativas, y los días restados a los 200 marcados en el calendario escolar, los padres convocaron este martes 1º de septiembre a una manifestación que detendría en flujo vehicular en la carretera Toluca-Naucalpan; no obstante, según señalan los afectados, esta mañana los directivos del la primaria anunciaron a la sociedad de padres que la Secretaría de Educación ya había enviado uno de los tres docentes solicitados, por lo que desistieron del bloqueo.

En este sentido, y tras la solución parcial de la problemática, la comunidad de padres  ha expresado posponer la manifestación hasta el día viernes 4 de septiembre, en caos de no tener completa la plantilla con profesores de base y no sustitutos.

Cabe resaltar que los padres de familia han denunciado que esta no es la primera ocasión en la que se presenta esta problemática; por el contrario, han dicho prevalece desde el ciclo 2012- 2013 a la fecha, y que ha solucionado con maestros sustitutos que provoca que el siguiente ciclo se repita el problema.

Aunado a lo anterior, acusan también a autoridades municipales y estatales por el desinterés en la infraestructura educativa; que ha derivado en que los alumnos de la escuela Arturo Montiel tengan que tomar clase bajo un techo “a punto de  colapsar”, como lo han descrito los padres de familia.