Skip to content Skip to footer

Violencia, homicidios, y corrupción, así se vive en la colonia Guadalupe en Lerma

En este sitio los vecinos prefieren quedarse en casa después de las 10 de la noche a exponerse a la violencia

La colonia Guadalupe se encuentra a unas cuadras del centro de Lerma, en una zona donde existen numerosas cámaras del C5. Ahí la violencia se ha vuelto cotidiana; los homicidios, las balaceras, el narcomenudeo, la corrupción y la extorsión son una constante. Quienes viven en esta zona coinciden en dos cosas: que no se trata de delincuencia común; y que existe colusión con la policía que solapa e incurre en delitos.

Bastan unos pasos en la colonia Guadalupe para saber que detrás de la tranquilidad aparente hay preocupación y miedo entre las personas.

Tiene tres a cuatro años que ha crecido, ¿ustedes saben cuántos muertos ha habido ahí por la laguna? Eso es lo que queremos que atiendan”, dice don Salvador al hablar de la zona del tercer vaso Chignahuapan de la exlaguna de Lerma, un área con una alta cantidad de asentamientos irregulares que siguen ampliando los límites de esta colonia.

Hace 15 años, recuerda don Chava, eran circunstancias muy distintas. Antes en la colonia Guadalupe, en Lerma, había tranquilidad y calles limpias, ahora a las 10 de la noche todos se encierran, además a plena luz del día también se realizan operaciones ilícitas. “No me puedo explayar como debe ser, yo no le tengo miedo a eso, pero sí la familias. Ya sabes qué es, ¿no? Eso queremos que atiendan, ya venden aquí como si vendieran en las tiendas, no se vale y todo mundo sabemos, menos la policía. Eso es lo que pasa, lo más fuerte”.

Te recomendamos: Termina en balacera operativo por narcomenudeo en Lerma

Un paseo por la violencia en la colonia Guadalupe, en Lerma

Entre la colonia Guadalupe y la presidencia municipal de Lerma hay escasas cinco cuadras, entre ellas la de la calle Juan Aldama, donde el pasado 12 de febrero un presunto operativo de la policía municipal en un local dejó dos policías heridos y siete detenidos.

De acuerdo con vecinos, el predio ubicado a un costado del Conalep llegó a funcionar como recaudería y como el autolavado “Noa Noa” para disfrazar su verdadera vocación. Ahí se vendían desde hace cuatro años drogas y los propios policías municipales pasaban por “su cuota”.

Decían que eran de Michoacán, sí eran pesados, imagínate para haber durado tanto ahí (…). Pero vas a ver qué los van a volver a soltar”, expresó un vecino que no se equivocó, pues al menos 3 de los detenidos hace casi un mes ya se encuentran nuevamente en la colonia.

Afuera del predio quedaron tiras de plástico amarillo con la leyenda de “prohibido el paso” y a la distancia la cámara del C5 que apunta al acceso del lugar y, coincidentemente, a la misma zona donde hace ya 7 meses fue visto por última vez el pequeño Hashem Hernández, de dos años. A él lo desaparecieron luego de que salió acompañado con su tío de 26 años que padece déficit de atención y que dijo que lo había dejado en el Conalep.

Metros después del Conalep y sobre la misma calle, otra vecina dice: “honestamente no solo son los delincuentes, también es parte de policías municipales, pasan a negocios, toman productos y no pagan, pasan a negocios a pedir para el desayuno y son 100, 150 (…) están coludidos, yo tengo vecinos que dicen que han visto cómo reciben cuota, dinero”.

Con temor narra lo difícil que ha sido para los habitantes que las autoridades no atiendan adecuadamente las denuncias y que la policía municipal contribuya con el ambiente delincuencial.

En esta calle varios proveedores han sido asaltados y no pasa nada aquí, ni con las denuncias. Es muy difícil, no le dan seguimiento a las denuncias, el ministerio público hace batallar mucho a las víctimas (…). Aquí no se veía ese tipo de situaciones, viene gente que está huyendo, que han cometido delitos“.

Cerca de la calle Juan Aldama la situación es similar. Hace un año vecinos de la calle paralela Adolfo López Mateos encontraron a plena luz del día sobre la vialidad, una mochila que contenía una cabeza humana;  a unas cuadras el 5 de julio del 2021 se registró un multi-homicidio, donde 6 personas murieron con impactos de AK47 la mayoría en un domicilio de la Prolongación Zaragoza y Revolución.

Los motivos

El motivo de este multihomicidio fue la disputa de predios irregulares, que han caído en manos del crimen organizado. Para los habitantes de la colonia, el fenómeno de delincuencia que se sigue profundizando está relacionado con esto.

La llegada de “paracaidistas” a los predios más cercanos a la laguna —en algunos casos de personas “que vienen huyendo”pues tienen antecedentes delincuenciales— es la principal explicación para que la situación se haya agudizado desde hace 4 años. Pese a que sectores de vecinos trataron de enfrenarlo, hoy la situación los ha rebasado y se ha desbordado, las casas improvisadas en los alrededores son múltiples, mientras que predios se ofertan en redes sociales a bajo costo.