Ícono del sitio AD Noticias

Visibiliza la pandemia sistema de salud agonizante en Edomex

A pesar de que el Estado de México es la entidad más poblada del país, su sistema de salud no es uno de los más grandes ni de los más eficientes: según información de Recursos en Salud del gobierno federal, en 2020 existían en la entidad mil 288 unidades de consulta externa, hospitalización asistencia social o de apoyo. 

La misma fuente señala que hay 71 establecimientos con capacidad para hospitalización; 27 hospitales generales, 29 integrales,11 especializados y 3 psiquiátricos. A nivel sectorial, Recursos en Salud registra mil 607 unidades, de las cuales mil 288 pertenecen a la Secretaría de Salud, 106 al IMSS, 41 al ISSSTE y 115 son estatales.

En 2020, según datos del Inegi, el porcentaje de población afiliada a servicios de salud en el Estado de México fue de 66.3 por ciento; es el segundo estado con menor porcentaje de afiliación, sólo por encima de Michoacán.

Te puede interesar: 41 mil 868 defunciones en 18 meses de pandemia en Edomex

Mexiquenses derechoahabientes

En población, el Estado de México tiene un total de afiliados de 11 millones 267 mil 677: 5 millones 983 mil 389 pertenecen al IMSS, 828 mil 41 al ISSSTE, 359 mil 266 al ISSSTE estatal, 141 mil 504 a Pemex, la Defensa o la Marina, 3 millones 449 mil 337 al Insabi, 66 mil 031al IMSS-Bienestar, 276 mil 48 a una institución privada y 289 mil 383 a otra institución.

Los recursos

Cada una de las instituciones ha presentado y presenta problemas particulares que abarcan diversas administraciones; desabasto de medicamento, falta de atención, poca transparencia en el manejo de recursos, entre otros; de manera particular, en la administración de Eruviel Ávila Villegas, con César Gómez Monge como secretario de Salud se presentaron diversas denuncias por presuntos desfalcos, pago a aviadores, entre otras irregularidades; en el informe de la Cuenta Pública 2017 de la ASF  –último año de Ávila Villegas– hubo observaciones por más de mil millones de pesos del sector salud.

El presupuesto asignado para salud en la entidad presenta cifras relevantes, por ejemplo, en el primer año de gestión del actual gobernador Alfredo del Mazo Maza, 2018, el presupuesto de egresos –publicado en la Gaceta de Gobierno– aprobado para la Secretaría de Salud fue de mil 726 millones 443 mil 843 pesos, y para el Instituto de Salud del Estado de México (entidad pública del Poder Ejecutivo, sujetas al control presupuestario del Poder Legislativo) fue de 26 mil 134 millones 375 mil 693 pesos: 7 mil 83 millones 175 mil 906 pesos etiquetado y 19 mil 51 millones 199 mil 787 no etiquetados. Mientras, el presupuesto de egresos aprobado para 2021 a la Secretaría de salud fue de 520 millones 687 mil 961 pesos y para el Instituto de Salud del Estado de México 26 mil 832 millones 539 mil 860 pesos.

El sector salud y la pandemia de covid-19

El covid-19, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, fue la principal causa de muerte en el Estado de México durante el 2020: registró una tasa de 21 defunciones por cada 10 mil habitantes, lo que ubica a la entidad entre las 3 primeras a nivel nacional.

Para atender la emergencia sanitaria provocada por la pandemia, en el Estado de México se reconvirtieron algunas unidades médicas en distintos municipios, entre ellos los hospitales generales de Axapusco, Cuautitlán Izcalli, Chalco, Chimalhuacán, Nezahualcóyotl, Ecatepec, en el Valle de México, e Ixtlahuaca, Jilotepec y Atlacomulco en la zona norte, por mencionar algunos.

En la página de Salud del Estado de México se señala que 21 dependencias han celebrado contrataciones relacionadas con el covid; el monto que se considera para la Secretaría de Salud es de 900 mil 610.07 pesos.

El desempeño de Salud, en torno al covid-19 ha provocado diversas reacciones: al comienzo de la pandemia, los insumos para los médicos –en contraste con lo anunciado por las autoridades– no fueron suficientes, por lo que hubo protestas por parte del gremio en hospitales como el general Lic. Adolfo López Mateos en Toluca.

Durante la comparecencia del Secretario de Salud Gabriel O´’Shea, en noviembre de 2020,  diputados “coincidieron en que esta crisis sanitaria evidenció un sistema de salud inestable, con desabasto, infraestructura insuficiente y uso electorero de recursos” señala el comunicado de prensa 2414 de la legislatura.

En el mismo boletín se señala que el Estado de México “tiene la menor tasa de asignación de médicos en el país con 10.3 por cada 10 mil habitantes, según el Coneval, el Centro de Investigación Económica y presupuestaria ha documentado que “el gasto per cápita más elevado en el país es de 8 mil 444 pesos por habitante, mientras que en el Estado de México el gasto asciende a 2 mil 929, lo que nos coloca entre los estados con el menor gasto público por habitantes en materia de salud”, esto es, más de tres veces menos”.

Durante los picos de la pandemia, los hospitales del Estado de México han tenido una ocupación total y, en algunos casos, han rechazado el ingreso de pacientes como lo han reportado diversos medios locales, no obstante, muchos de los establecimientos médicos aumentaron el número de camas.

No obstante, las personas que se enferman de covid-19 –aún con derechohabiencia– deben realizar los denominados “gastos de bolsillo”, que son aquéllos que realizan los pacientes para atenderse con dinero propio; según datos de junio de 2021 de la Procuraduría Federal del Consumidor:

“de cada $100 pesos que se gastan en salud, $43 salen del bolsillo familiar”.

Te recomendamos: Mueren más mexiquenses por Covid que por diabetes

Los elefantes blancos de Eruviel

Como AD Noticias lo reportó en su momento, herencia de la administración de Eruviel Ávila, quedaron inconclusos siete hospitales de los que el entonces secretario Gómez Monge, incluso, colocó la primera piedra pero hasta la fecha no se han concluido; al respecto, en diciembre de 2020,  la diputada Berenice Medrano Rosas, presidente de la Comisión de Salud, Asistencia y Bienestar Social del congreso local dijo que estos hospitales serían rescatados por el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) a partir de 2021. 

Salir de la versión móvil