Ícono del sitio AD Noticias

Vive Cuautitlán Izcalli bajo el yugo del narco

Este municipio vive una pesadilla. Del primero de enero hasta este 12 de marzo, 27 personas han sido ejecutadas al estilo mafioso. Los muertos se acumulan y la autoridad poco o nada hace. 

El inicio de año ha estado marcado por la violencia e inseguridad, vecinos denuncian mediante redes sociales que los asaltos son una actividad cotidiana y que se registran a cualquier hora del día. 

La indiferencia del alcalde Karim Carvallo Delfín, a quien le urgen acciones enfocadas a garantizar la seguridad en la demarcación, es indignante.

El combate a la inseguridad fue el principal compromiso de Carvallo Delfín durante su campaña rumbo a la presidencia municipal de Izcalli, al igual que en su primer mensaje tras su triunfo en las elecciones, cuando se comprometió a reducir  “en un 30 por ciento la nómina de los miembros del Cabildo y directores de área para destinarlo a programas sociales y obra pública, además de atacar situaciones como la corrupción y la inseguridad”.

Sin embargo la inseguridad sigue siendo uno de los problemas más graves en este municipio, de acuerdo con el informe “La Violencia en los Municipios y las Entidades Federativas de México”, realizado por el Consejo Ciudadano y de la Justicia Penal en el 2013, cinco municipios que registraron los mayores índices de violencia corresponden al Estado de México: Cuautitlán, Cuautitlán Izcalli, Chalco, Naucalpan y Ecatepec.

Karim Carvallo Delfín, era antes de ser alcalde, un personaje muy conocido en Cuautitlán Izcalli, situación que lo llevó a ganar en las elecciones de julio de la diputación por el XLIII Distrito Electoral mexiquense con cabecera en Izcalli, participando de forma en las comisiones de Juventud y el Deporte; Desarrollo Urbano; Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología; Protección Ambiental y Recursos Hidráulicos.

La política de la administración de Carvallo Delfín se ha enfocado en la entrega de obra pública junto con el gobierno del estado y negar la presencia del crimen organizado en el municipio.

El 23 de febrero apreciaron dos mantas en calles del municipio firmadas por el cártel del Golfo, quien ofrecía a los habitantes “limpiar la plaza”.

El mensaje decía: "Ciudadanos de Izcalli. Sabemos que están hartos de la inseguridad y de los rateros que acosan cada día a la gente. Rateros, secuestradores, violadores, extorsionadores, malos funcionarios, más vale que se alinien", decía el mensaje de "El Comandante Tigre", firmante del texto.

Tras esta mantas el acalde, dijo que las mantas aparentemente colocadas por el Cártel del Golfo, sólo buscaban confundir la investigación de las autoridades respecto a los homicidios que se habían registrado en su demarcación.

Ene se momento dijo que un grupo delictivo había llegado a querer "alinear" a los narcomenudistas que operan en el municipio, lo que provocó las ejecuciones en días pasados, pero que no se trataba de un cártel del narcotráfico como lo es el del Golfo.

Días antes, el 14 enero el edil aseguró que el problema de inseguridad y violencia se debía que la policía de este municipio está infiltrada por la delincuencia.

Calificó las ejecuciones que en ese momento sumaban solo 10, como un hecho inédito para la localidad, por lo que solicitó apoyo del gobierno del y del Ejército Mexicano, que desde el pasado sábado instalaron una Base de Operaciones Mixtas (BOM) en Cuautitlán Izcalli.

Aseguró que cuando las autoridades planean un operativo para detener a los delincuentes,  “casualmente desaparecen” por que   “alguien les informó y es de adentro. Tenemos gente que informa, que infiltra información”.

Carvallo Delfín pidió a la ciudadanía de Cuautitlán Izcalli no alarmarse con la presencia del Ejército, pues ello reforzará la seguridad de la población.

Mencionó que el Ejército tiene un objetivo trazado para su estancia en Cuautitlán Izcalli y más que patrullajes efectúa labores de inteligencia.

Salir de la versión móvil