Skip to content Skip to footer

1, 2 y 3

Si van a cambiar a Eruviel, nadie se lo ha dicho y él no lo cree

 

1.- Una vez que culmine el significativo compromiso internacional de Enrique Peña Nieto en Toluca, la multi-mencionada visita Obama-Harper la semana próxima, la agenda política de la entidad tendrá el panorama libre para los esperados ajustes en gobierno.

El lenguaje público del gobernador Eruviel Ávila, trata de transmitir seguridad y certeza de que su salida anticipada del cargo, es una posibilidad que él no ve cercana.

Resulta claro que Eruviel no tiene información alguna, de carácter oficial, o de fuente creíble, en el sentido de que su relevo está decidido.

Al contrario, la intención de ajustar al gabinete parte de su consideración de preparar las elecciones del año próximo con él a la cabeza.

El cálculo del mandatario es que no hay interés en Los Pinos en cambiarlo.

Pero si esto no fuera correcto, el último en enterarse será precisamente Eruviel.

 

2.- No deja de ser muy curioso que uno de los actores que más interés muestra en una alianza PAN-PRD, para ir por la alcaldía de Toluca, sea Domitilo Posadas.

Nadie olvida que apenas en la elección anterior él torpedeó esa misma coalición, que estaba muy adelantada en términos de negociación, entre la panista Mónica Fragoso y el perredista Mario Medina.

Y mientras el debate en esas formaciones sigue, en el PRI ven muy bien que el tema ya sea público.

 

3.- Muy incómodo Aarón Urbina, luego de que sus constantes roces con Jaime Adán Carbajal, provocaran la renuncia de éste a la Secretaría de Administración del Congreso local.

El punto es que las cuentas en torno al manejo presupuestal no están claras y nada más no salen.

Está además el hecho de que Urbina no pudo colocar en ese cargo a un incondicional suyo, lo que lo aleja del libertinaje presupuestal que quiere.