Skip to content Skip to footer

“A veces no vendemos nada” la artesanía metepequense en riesgo

“No se puede competir” asegura Felipe quien ante la embestida de los productos chinos ha visto mermadas sus ventas

“Si aquí en la calle Comonfort somos 5 o 6 somos muchos” asegura Felipe Hernández, artesano de quinta generación del pueblo de Metepec, sobre los maestros artesanos que venden sus productos sobre esta importante avenida que cuenta con una veintena de negocios de “productos artesanales”.

Decenas de comercios han dado entrada a productos hechos en serie, método contrario a la forma tradicional en la que los alfareros moldean el barro, a mano. Artículos chinos se comercializan en la calle Comonfort que mezcla la tradición con la producción en masa.

“No se puede competir” asegura Felipe quien ante la embestida de los productos chinos ha visto mermadas sus ventas, “a veces no vendemos nada” menciona sobre las bajas ventas que se presentan cada año durante los primeros meses y que con la pandemia se han acentuado.

Lee: Productos chinos inundan mercado de artesanías de Metepec; alfarería regional entra en crisis

Recientemente comenzó un programa de credencialización para los artesanos, Felipe cuenta con su identificación que lo acredita como artesano, los beneficios no los tiene muy claros aún.

De acuerdo con María Luisa García Colín, titular de la Dirección Desarrollo Económico, Turístico y Artesanal, este programa busca acercar beneficios a los maestros artesanos para que puedan comercializar sus productos comenzando desde lo local:

“Vamos a sacar un proyecto que se llama el árbol de tu vida…iremos con comercios, con restaurantes estaremos trabajando de la mano con unidades económicas… el árbol de tu vida traerá las características de tu persona”

“Vírgenes de Guadalupe, ángeles, soles, lunas cosas que eran tradicionales de Metepec” son algunos de los productos que se han introducido a los comercios de Comonfort. De acuerdo con María Luisa esto viene a raíz de la gran demanda de productos artesanales “los productos chinos vienen a raíz de que, muchas veces piden una gran cantidad de piezas y la producción a veces no les da”.

Sin embargo, Felipe considera que la problemática tiene su raíz en el descuido que se le ha dado durante años a este sector “no hace falta intervenir, solo informar a las personas que productos son artesanales y cuales no”.

Aseguró que existen artesanos que no cuentan con las prestaciones básicas, como seguro social, pensión o apoyos por ser personas de la tercera edad, por lo que se ven forzados a trabajar hasta edades avanzadas, “tengo un abuelo que cumplió ya 100 años, a penas este trienio le hicieron un reconocimiento a él pero las ventas son mínimas”.

Además de la credencialización y el proyecto “tu árbol de la vida” se espera que la actual administración impulse la artesanía por medio de concursos, “sacaremos un concurso para las letras de Metepec” adelantó García Colín.

Para María Luisa la capacitación con enfoque empresarial será crucial para la reactivación de este sector que ha comenzado a morir, Felipe asegura que las nuevas generaciones desdeñan el trabajo de sus padres y abuelos y, ante las circunstancias actuales, son cada vez menos los jóvenes que ven del barro un posible sustento.