Skip to content Skip to footer

Absurdo despilfarro del gobierno para El Grito 

El secretario general del PRD en el Estado de México, Octavio Martínez Vargas, calificó de excesivo y absurdo el gasto de más de 11 millones de pesos en el espectáculo del 15 de septiembre en Toluca, y propuso que mejor ese dinero público se use para mejorar la calidad de la educación y la salud de los mexiquenses.

Luego que este miércoles Alfa Diario diera a conocer que el gobierno del Estado de México pagará 11 millones 854 mil pesos por la cartelera de artistas que se actuaran en en celebración  del 205 aniversario de la Independencia de México en Toluca, Martínez Vargas destacó que existen cosas más importantes que atender, por ejemplo la educación y la salud publicas.

“Ese dinero es un exceso; es un despilfarro de recursos públicos”, expresó; demandando dignificar las escuelas y proveer de equipo e infraestructura hospitalaria. 

Tan sólo la semana pasada, en Toluca, Metepec, Naucalpan, Nezahualcóyotl, Tlalnepantla, Zumpango y Tianguistenco se registraron denuncias de padres de familia por la falta de docentes en las escuelas.

Asimismo, el perredista recordó la vulnerabilidad de las medidas de protección civil y seguridad durante los eventos públicos; que en julio de 2014 derivó en una estampida humana en un baile organizado también por Skalona Representaciones Artísticas lugar en el que tres mujeres perdieron la vida.

Martínez Vargas declaró que antes de cerrar el nuevo contrato con la empresa Skalona Representaciones Artísticas SA de CV por el espectáculo de Marco Antonio Solís, la Adictiva, Playa Limbo, OV7 y Kabah-, el gobierno debía clarificar el deslinde de responsabilidades de esta compañía y del ex alcalde y ahora diputado federal Pablo Bedolla en el caso de la estampida en Ecatepec; pues en su momento sólo se destituyó al director de Protección Civil, y el director y subdirector de Gobierno.

 

Según señaló, la Ley de Eventos Públicos de la entidad obliga, entre otras disposiciones, a garantizar la seguridad y protección de los asistentes, prohibición de bebidas alcohólicas en la madrugada y multas de hasta tres mil días de salario mínimo a quien la incumpla.