Skip to content Skip to footer

Al cine escándalo sexual del director del FMI

Una película sobre el escándalo sexual que provocó la dimisión del director general del FMI, el ex ministro francés Dominique Strauss-Khan, se estrenará mañana en medio de una fuerte polémica en el mercado de películas del Festival de Cannes.

El filme, protagonizado por el controvertido actor francés Gérard Depardieu y titulado “Welcome to New York” (Bienvenido a Nueva York), será el gran evento cinematográfico del festival de Cannes este fin de semana, pese a que el certamen no lo incluyó en ninguna sección.

Debido a la negativa de los organizadores del principal festival de cine del mundo de no incluirlo en el programa de este año, la película será presentada mañana solo a los compradores del paralelo mercado de películas, informaron fuentes de la producción del filme.

Desde mañana mismo será accesible además al público en general a través de varias plataformas de internet por medio del sistema de renta de video a la demanda (vod) a un precio de siete euros, 9.6 dólares, precisaron las fuentes.

La prensa francesa publicó esta semana que los productores de la esperada cinta recibieron fuertes presiones para retrasar la salida del filme y presuntas amenazas de la ex esposa del ex director del FMI, la millonaria conductora francesa de televisión, Anne Sinclair.

De acuerdo al coproductor francés de la película, Vincent Maraval, el delegado general del Festival de Cannes vio el filme y le gustó pero no lo incluyó en la selección de Cannes, pese a que muchos medios especializados lo esperaban.

Maraval, quien espera millones de visitas para ver el filme en internet, reveló que una gran cadena francesa de cines maniobró además para impedir que la película, que dirigió el célebre Abel Ferrara, se estrene en algunos países europeos.

El largometraje cuenta, cambiando el nombre a Strauss-Khan, la caída del ex patrón del Fondo Monetario Internacional (FMI),l luego de su detención por la denuncia puesta contra él por un ataque sexual a una empleada de un hotel neoyorkino.

Comienza con un mensaje en el que avisa que “la película está inspirada en un caso judicial cuyas partes abiertas al público han sido comentadas por los medios de comunicación del mundo entero”.

Pero advierte que “los personajes y las secuencias que muestra su vida privada son ficticias”.

El filme está protagonizado por dos mitos del cine francés, Gérard Depardieu, que interpreta a Strauss-Khan, y Jacqueline Bisset, que hace el papel de su esposa de entonces, Anne Sinclair, que le acompañó y apoyó durante el juicio en Nueva York.

Inicialmente Depardieu afirmó que no cobraría nada por hacer el papel pero finalmente, al parecer por motivos legales, cobró algo más de 130 mil dólares, una décima parte de su salario habitual por película.

En Francia, la película, que según algunos medios muestra una escena explícita de violación, tiene la calificación de no recomendada para menores de doce años.