Skip to content Skip to footer

Asciende a 37 cifra de migrantes muertos por intentar ingresar a España

Organizaciones no gubernamentales han dado a conocer la cifra, ante el silencio de autoridades

El número de migrantes muertos por la tragedia en la frontera entre Melilla-España y el norte de Marruecos aumentó a 37 según organizaciones no gubernamentales que trabajan sobre el terreno.

Te recomendamos:Galería | Acuden 250 mil personas a la marcha del orgullo LGBT+ en CDMX


Ante los acontecimientos el gobierno español de Pedro Sánchez, se limitó a responsabilizar a las “mafias” de la tragedia y a elogiar la actuación de la Guardia Civil española durante la crisis.


De acuerdo con La Jornada a las doce de la mañana de este sábado, es decir casi diez horas después del intento de entrada masiva a Melilla protagonizada por un grupo de migrantes subsaharianos, la mayoría procedentes de Sudán, una cámara de televisión captó una escena que podría arrojar más luz sobre lo ocurrido:

Un joven de unos 20 años, agotado y al borde del desfalleciemiento, permanecía colgado de lo más alto de la valla fronteriza, a pesar de los alambres de púas, del sistema de seguridad que incluye el electrificado y que probablemente llevaba ahí varias horas. Abajo, en la zona territorial de Marruecos, dos agentes de policía intentaban que se bajara de ahí lanzándole piedras que iban recogiendo sobre el terreno.

El migrante las esquivaba como podía y seguía empeñado en pisar suelo español y ser al menos trasladado al centro de internamiento para extranjeros, donde podría ser devuelto u otorgarle la condición de refugiado por razones humanitarias.


Finalmente, el migrante sucumbió y bajó de la valla, y ya abajo los policías marroquíes lo llevaron a empujones y con golpes donde se encontraban tumbados en el suelo y hacinados unos 500 migrantes más.

La cifra oficial de los muertos ha variado desde que se registraron los hechos: primero no se habían registrado decesos, después se habló de cinco, ya de madrugada se elevó primero a ocho y después a 18.


Cuando ya amaneció y las organizaciones que trabajan sobre el terreno pudieron informarse en hospitales, comisarias y con los propios migrantes que habían intervenido en el intento masivo de entrada se fueron despejando los detalles, entre ellos que la mayoría de los fallecidos fue porque se cayeron de la valla fronteriza, que mide entre seis y diez metros, o que murieron por asfixia por el hacinamiento que provocó la propia estampida.