Skip to content Skip to footer

Autoridades torturaron y manipularon evidencias para la “verdad histórica” del caso Ayotzinapa

Los avances de las investigaciones se dieron a conocer por parte del Fiscal del caso Omar Gómez Trejo y Alejandro Encinas subsecretario de Derechos

A siete años de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa fue presentado el informe sobre el caso que incluye nuevos detalles e indicios sobre lo que aconteció la noche de Iguala así como las irregularidades de la investigación realizada durante el gobierno de Peña Nieto.

El fiscal del caso, Omar Gómez Trejo, informó en conferencia de prensa que las autoridades de la administración anterior incurrieron en tortura y armado de pruebas para construir la llamada “verdad histórica”.

El fiscal encargado subrayó que a estas conclusiones también a llegado el Grupo Interdiciplinario de Expertos Independientes, la Comisión Nacional de Derechos Humanos, por las Naciones Unidas, por el Equipo Argentino de Antropología Forense y demás organismos de derechos humanos nacionales e internacionales.

Gómez Trejo detalló que en la investigación anterior se encontraron indicios de “tortura generalizada”, esto, dijo, fue posible a la colaboración con otras dependencias federales, quienes aportaron más de 40 videos en los que se da cuenta de funcionarios públicos interrogando “de manera irregular”.

Aclaró que más allá de la tortura, se encontraron irregularidades administrativas en el caso, tales como la de la diligencia ministerial realizada en el río San Juan, una de las claves para sustentar la “verdad histórica” y en donde presuntamente se encontró un resto óseo, fue falseada en su contenido y hechos, ya que los agentes que firmaron el informe al respecto no se encontraban en Guerrero en ese momento, sino en la Ciudad de México. 

También, agregó, se falsearon informes, llamadas telefónicas anónimas, oficios de localización de y presentación, entre otros.

Por lo anterior, advirtió, la unidad de la que está a cargo a iniciado procesos penales por quienes resulten responsables de las irregularidades mencionadas y los delitos que fueron cometidos durante la anterior investigación.

México envía carta a Israel para extradición de Tomás Zerón

El subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas, informó durante la misma conferencia de prensa que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador envió una carta al Primer Ministro de Israel, Naftali Bennett, para solicitar la extradición del exdirector de la Agencia de Investigación Criminal, y quien estuvo a cargo de la investigación por la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa, Tomás Zerón.

Se sabe que Zerón de Lucio, extitular de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) y responsable de la investigación por la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa, lleva casi dos años viviendo en ese país pese a que tiene una ficha roja de la Interpol girada en su contra.

Incluso, dijo, el presidente López Obrador ha enviado una carta al primer ministro de ese país, la cual se dará a conocer en cuanto se confirme que ha sido recibida.

Muertas 21 personas vinculadas a la desaparición

Por otra parte, expuso que, como parte de las investigaciones que se realizan, se pudo corroborar que han sido asesinadas nueve personas vinculadas con la desaparición de los jóvenes.

Apuntó que el integrante de la organización delictiva Guerreros Unidos, Juan Salgado Guzmán, alias El Indio, se convirtió en el noveno implicado asesinado en el caso Ayotzinapa, pero advirtió que en total han muerto 21 personas vinculadas a la desaparición.

El Cisen grabó vídeos de torturas a testigos del caso Iguala

El Diario Milenio reveló  también que el extinto Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) realizó 40 grabaciones de interrogatorios realizados a testigos del caso Ayotzinapa en las que se puede observar torturas por parte de funcionarios públicos en los que resalta Tomás Zerón.

Este material forma parte ahora del robusto expediente de la Unidad Especial de Investigación y Litigación para el caso Ayotzinapa, el cual documenta “manipulación masiva y sistemática” de las evidencias para fabricar la llamada “verdad histórica”, revelaron fuentes cercanas al asunto al diario Milenio.

Los interrogatorios fueron realizados entre octubre de 2014 y enero de 2015 y,  de a cuerdo a las fuentes de Milenio, su propósito no era obtener información fidedigna de los sospechosos sino “desinstalarlos” intelectual y emocionalmente para “desligarlos” de lo que sabían y convertirlos en “repetidores de la versión” oficial dada por el ahora exprocurador general Jesús Murillo Karam y el entonces director de la Agencia de Investigación Criminal, Tomás Zerón de Lucio.

De acuerdo a los funcionarios consultados, el mismo Zerón, junto a Gualberto Ramírez, jefe de antisecuestros, y otros funcionarios de la Fiscalía, aparece en los vídeos sometiendo a las víctimas a tratos inhumanos, dictando instrucciones u observando sin objetar. La investigación oficial incluye un peritaje internacional que corrobora que la voz que se escucha en varios de los vídeos es la de Tomás Zerón.

Cuestionan padres de familia al gobierno federal falta de investigación al ejército

Al salir de Palacio Nacional, tras una reunión entre los padres y el presidente Andrés Manuel López Obrador, Vidulfo Rosales el abogado de las familias afectadas informó que se le planteó que no ven avances de la fiscalía general de la investigación al Ejército mexicano.

“Vemos claroscuros del Poder Judicial porque el criterio apunta más a favorecer a los imputados, a las personas acusadas, que a las víctimas, no hay un criterio que equilibre entre los derechos de las víctimas y los derechos de los acusados”, dijo.

Señaló que le hicieron ver al presidente que la fiscalía no está caminando, que es un elefante blanco que no camina porque no se han ejecutado las órdenes de aprehensión y no se ha traído a Tomás Zerón, ex titular de la Agencia de Investigación Criminal y que es buscado por delitos de tortura.

Rosales dijo que del Ejército mexicano, hay pruebas suficientes que indican que el Ejército estuvo siguiendo a los estudiantes y que los estuvieron monitoreando a través del C4, y que hay un testigo que al menos 25 estudiantes fueron ingresados al 27 batallón de infantería.

Está previsto que miles de personas salgan a la calle en el marco del séptimo aniversario del caso Iguala, si bien los padres de las víctimas ya se han manifestado frente a la Fiscalía y han anunciado que se reunirán con el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador.

Con información de Proceso, El Universal y MSN