Avicultura de traspatio, sin condiciones sanitarias

Al menos 10 por ciento de la avicultura de traspatio en México, e decir los pequeños productores, no cuentan con programas que garanticen la reproducción de aves bajo condiciones sanitarias óptimas, señaló Ángel Juárez Zárate, Profesor Investigador del Centro Regional Universitario Oriente (CRUO) de  la Universidad Autónoma Chapingo. Apuntó la necesidad de que este porcentaje […]

Al menos 10 por ciento de la avicultura de traspatio en México, e decir los pequeños productores, no cuentan con programas que garanticen la reproducción de aves bajo condiciones sanitarias óptimas, señaló Ángel Juárez Zárate, Profesor Investigador del Centro Regional Universitario Oriente (CRUO) de  la Universidad Autónoma Chapingo.

Apuntó la necesidad de que este porcentaje de la avicultura también conocida como familiar, pequeña escala o de subsistencia, sea incentivado mediante la implementación de planes y programas de manejo, para que su producción sea una alternativa efectiva ante los altos índices de desnutrición y pobreza que prevalecen en algunas partes del país, principalmente las rurales, donde se concentra mayormente esta actividad.

Además de los programas de manejo, el doctor Juárez Zárate incluyó el manejo sanitario para mejorar la producción y reducir en lo posible riesgos a la salud de las aves de los sistemas industriales; además de la desparasitación, vacunación y vigilancia.

Afirmó que sin los programas de manejo “se producen aves en condiciones desfavorables, ya que se carece de corrales óptimos para las aves, además de que no se cuenta con alimento elaborado que garantice que las aves consumen los más de 40 nutrientes que deben estar presentes en la dieta para una mejor calidad de sus productos: carne y huevo”.

Por ello, agregó, investigadores de la UACh sugieren las bases para contar con un mayor control de la producción de aves que se producen en México y que comercializa la industria: No trasladar aves a grandes distancias, trabajar sobre generación de líneas genéticas propias, vigilar las formas de comercialización de los productos avícolas, y fomentar el sacrificio de las aves en rastros Tipo Inspección Federal.

“Existe preocupación académica para que se establezcan las bases científicas y tecnológicas para observar e incentivar este tipo de avicultura”.